Medellín

Slow Show

Lunes, 25 de julio de 2011

Para escuchar:

 

http://youtu.be/-KhGUE_KjIo

Hasta la noche antes de mi boda no se me había ocurrido que haría falta música durante la recepción: mi hermana lo resolvió a la 1 am sacándome del recuerdo los nombres de las canciones que me gustaran que hablaran de amor. Resultó en un playlist fantástico. Esta canción, Slow Show de The National es mi favorita y es la que escucho en mi cabeza cuando recuerdo el día.


Durante días antes de la boda tenía miedo de perder la cédula, sin la cual no podríamos casarnos. Pensé en dejarla en casa con el pasaporte y andar una fotocopia y todo. El día de la boda, mi hermana estuvo arreglándome el pelo y maquillándome en la madrugada, y casi no tuvo tiempo de arreglarse ella: me quedé esperándola con mi hermano y salimos para la notaría. Casi llegando le pedí que me pasara la billetera para sacar la cédula y ponerla en un lugar más eficiente y resulta que no estaba. No tienen idea. Casi me da algo. Tuvimos que devolvernos, y ella subió a buscar la cédula en mi cartera. Finalmente apareció dentro de mi cuaderno de apuntes y fuimos hasta la notaría, llegando 2 minutos antes de la hora estipulada. En la noche, charlando con mis hermanos caí en cuenta que nunca nos pidieron la cédula.

From Boda

No tenía idea de cómo sería la ceremonia y tampoco habíamos hablado con el notario para saber qué diría ni nada.   Entonces cuando sacó el código civil y comenzó a hablar sobre nuestra obligación con la patria como ciudadanos casados de propragar la especie casi me da un ataque de risa. Y cuando reiteraba que teníamos que vivir juntos me daban ganas de responderle que esa también es nuestra prioridad, así que le avise a los gobiernos involucrados q nos colaboren.

Me hubiera gustado un fotógrafo profesional super cool para la boda, de esos q leen mentes y sacan fotos geniales pero nada cursis y que se encargan que haya ciertas fotos aunque a uno no se le ocurran:  porque hay fotos que me gustaría tener, como una donde me vea yo con el vestido y ramo con un fondo bonito, o de toda la gente de la fiesta. Ojalá tomadas con esos lentes q hacen q todo mundo parezca supermodelo.
Por suerte tengo muchas fotos que tomaron familia y amigos que me gustan y me hace feliz verlas. Lo lindo fue que apenas supieron que no teníamos fotógrafo, muuuchos llevaron sus cámaras y todaví me falta recibir algunas de las fotos. Un día de estos buscaré quién les de un vistazo y les haga arreglos de balance de tonos y recortar y esas cosas que saben hacer los fotógrafos para poderlas imprimir y tener en la casa.  Por otra parte, ya una amiga super talentosa se ofreció a hacernos unas fotos cuando el flaco venga a Costa Rica, entonces nos daremos el gusto del toque profesional.

From Boda

Lo mejor del día fue que mi hermana me acompañara. Compró el tiquete una semana antes con mucho sacrificio y salvó el día más de una vez. Hizo milagros durante su estadía: Velo, maquillaje y peinado fueron todos gracias a ella. Fue DJ, fotógrafa de bodas y cuando llegó la hora del brindis y no encontrábamos a mi papá, fue ella quien se levantó y habló y me di cuenta que no podría haber habido mejor persona para darlo. Fue genial. Mi hermano sirvió de correo entre usa y Colombia: nos trajo el segundo par de anillos que pedimos de las tallas correctas, trajo las telas de mi velo, los kindles de reposición que Amazon nos envió y además el juego de cartas fantástico de ZombieFluxx. Si me preguntan, la mejor manera de despedir la soltería es sobreviviendo una invasión zombie con los seres queridos. Aquí estamos la noche antes de la boda:

From Boda Joan y Juliana

En la notaría nos confundimos de anillos y el flaco no lograba que mi dedo entrara en el de él, y la comida del desayuno tenía una presentación completamente diferente a la que nos habían mostrado en la degustación (lástima que ese día no le tomamos fotos para reclamar), estábamos muy cansados en la tarde para salir a “celebrar” con rumba y tragos… pero a la larga esos detalles me recuerdan por qué esas bodas de revista son como las modelos fotoshopeadas: muy lindas pero falsas. Lo importante se hizo, la recepción resultó ser lo tranquilo y familiar que quisimos, nos ayudó mucha gente y aunque me hizo falta mi hermano que no pudo ir, sé que estuvo presente en pensamiento y espíritu.  Los amigos llegaron, la familia, todos se llevaron bien y se notaba que estaban muy felices por nosotros. Al final de cuentas lo importante no es tanto quién está en la boda, sino quién lo sigue acompañando a uno a lo largo del matrimonio.

En la notaría había una iguana de cemento en la fuente: yo quise que no estuviera sóla la iguana y le llevé representación de mis otros países: un ekeko peruano (tiene orígenes en el altiplano andino) y una nigüenta costarricense. El ekeko es un gordito dios de la prosperidad de los andes a quien le pones miniaturas de lo que buscas en la vida. La nigüenta es una niña gordita también que se está sacando nigüas (ácros) de los pies y que se acostumbraba a tener en las casas para traer suerte.

From Boda

Las invitaciones me ayudó a diseñarlas mi cuñada, el ramo y las flores de mi cabeza las armó una tía, la torta la mandamos a hacer y el velo lo armé yo.

 

Los anillos tienen movimiento y los dos son iguales. Lo que la gente más me pregunta: dónde los conseguimos y si no me parece muy grande y qué significa. Las respuestas:  son Kinekt gear rings. Los ví hace un tiempo en un blog y me gustaron y cuando necesitamos buscar anillos pues investigando anillos geeks volví a toparme con ellos y nos decidimos. No les miento, es un anillo grande. Pero mis manos también lo son y como no uso otra joyería, no compite con nada más. No es común tener anillos que no sean metales preciosos, pero creo que nosotros también nos salimos de lo común entonces nos van muy bien. No los compramos pensando en una simbología profunda, sino porque nos gustaron muchísimo y era un anillo que los dos nos podíamos comprometer a usar o hacerle el intento. Pero como a la gente le gustan las historias pues ahí les va una:

El anillo tiene una serie de engranajes redondos que al mover el borde del anillo giran y transmiten el movimiento al borde opuesto. Son dos tipos de piezas muy diferentes que trabajan en equipo, lo importante no es lo que tienen distinto sino lo que tienen en común y cómo encajan.   Si le cae arena o basura al anillo, dejará de funcionar entonces hay que cuidarlo y limpiarlo, pero el material es muy fuerte y tienen una garantía de por vida. El matrimonio, al igual que el anillo es una maquinaria que debe moverse armoniosamente y que con buen cuidado durará por siempre.


 

Me casé sin gafas. Me costó un montón tomar esa decisión, pero al final de cuentas voy a estarme cambiando a lentes de contacto y eventualmente cambiaría el estilo de los anteojos y además que el maquillaje se me veía super lindo y no quería tener que estar pensando en el ángulo de la cabeza para que no se vieran reflejos raros en los anteojos. Pero me tomé unas fotos con los lentes para recordar:

From Boda
From Boda

No me siento diferente después de la boda. Creo que yo me sentí casada en el momento en que tomamos la decisión de hacerlo. Para mi esa acción de comprometerme fue la que me hizo sentir distinto y mirar la vida de otra manera y la ceremonia y la notaría fue nada más la manera de hacerlo legal y compartirlo con los demás. Ahora viene la primera parte difícil: lidiar con un matrimonio a larga distancia y esperar que no pase mucho tiempo antes que podamos armar un hogar juntos, compartiendo el código postal.

A ver si la nigüenta y el ekeko nos colaboran.

Grandes Pasos y pequeños detalles

Sábado, 2 de julio de 2011

Llegué el 15 de junio a Colombia, a correr y alistar las cosas para la boda.

Suena tan raro decir eso… nunca planeé casarme con nadie. Cuando pensaba en mi futuro me imaginaba que sería alguien como Katherine, el personaje de Lindsay Duncan en Under the Tuscan Sun… super glamourosa, viviendo sola, usando sombreros fantásticos y disfrutando la vida, ojalá con un par de gatos. Si no saben de quién hablo, sale en el minuto 3:10 de este video y reaparece en el 5:55.

Nunca abrí una revista de novias con algo más que curiosidad que rápidamente se convertía en perplejidad y una sensación de “por qué se somete la gente a tanto estrés” y los programas de novias neuróticas me aterrorizaban… de hecho, todavía lo hacen. Sobra decir que no estaba NADA preparada para organizar una boda.  Obviamente mi boda no se parece en nada a las que salen en la tele o películas o revistas de esas y eso ha sido bueno y a la vez malo.

Bueno porque va a ser lo que nosotros queremos que sea, no lo que la sociedad o las revistas o las expectativas de otros nos indican que debe ser. Aclaro que si a alguien le gusta y le emociona la idea de la boda super elaborada y con cientos de invitados y puede pagarlo, genial. Pero qué triste que terminen haciendo todo eso por obligación y no sea algo que los vaya a hacer feliz a ellos.

Es malo porque muchas veces tenemos que explicar y lidiar con el juicio de otra gente, usualmente extraños, quienes sienten que deben opinar sobre todo lo que no estamos haciendo “como se debe”.    Desde la elección del pastel, a la cantidad de invitados, el hecho que no sea por la iglesia, por el color del vestido, por decidir no tener anillo de compromiso,  por el pelo, por casarme con gafas y no aprovechar para verme “diferente”.  Esa es la q más me revienta. Por qué querría verme diferente el día de mi boda si soy muy feliz con quien soy? Sí, tampoco soy inmune y a veces me da un poco de inseguridad sobre mi apariencia, pero no tiene nada que ver con usar anteojos y tener el pelo rizado, muchasgracias.  Afortunadamente no es algo que nos mantenga angustiados y despiertos en la noche, pero sí cositas que al momento chocan y amargan un poco hasta que me acuerdo que al final de cuentas quien se casa soy yo y no ellos y a mi me gusta mucho cómo lo vamos a hacer.

El flaco y yo estamos pagando todo, y desde el principio establecimos que no nos endeudaríamos para casarnos, o sea, que todo lo estamos pagando a contado y sólo con la plata que ya tenemos. De las cosas que nos parecen importantes y que es una meta para nosotros como pareja es la de no tener deudas de consumo  y que si nos endeudáramos, sería para pagar algo que sea una inversión, como una casa por ejemplo, o equipo para trabajar.  Endeudarnos para pagar una fiesta sencillamente no va con nuestra manera de ver el mundo y que eso signifique que tiene que ser algo sencillo y pequeño no nos molesta en lo más mínimo.

Al principio queríamos algo íntimo sólo con los padres e invitarlos a almorzar, luego mis hermanos se unieron a la fiesta y amigos solicitaron que los incluyéramos y bueno, al final no es todos los días que uno se casa así que nos pusimos a buscar salón para hacer una pequeña recepción.  Mi mamá encontró un hotel en el que se podrá hospedar mi familia que viene del exterior y además nos pueden organizar todo para un desayuno de recepción y sólo nos toca pagar por la comida. YEAH. Después de ver los datos de bodas de otras personas me doy cuenta que no tener que pagar por sillas, por cubiertos, por manteles, por mesas, por flores y por alquilar el local… es una ganga :D

Nos casaremos en una notaría, y será en las horas de la mañana.  Puesto que yo no estoy confirmada y ninguno va a misa, eso de casarnos por la iglesia como que ni nos llamó la atención.  En la notaría organizan una pequeña ceremonia a la que podemos llevar 10 invitados, que son la familia inmediata de cada uno y ya, luego iremos al hotel para el desayuno.

Tendremos torta de chocolate. Lo que para muchos es normal, pero pareciera que acá en Colombia es sacrílego eso de no casarse con la “torta de novias” que es una cosa negra llena de frutas y nueces y pasas y macerada en vino.  Les encanta tanto la torta de novias (o torta negra envinada) que en las pastelerías la gente puede comprar un pedazo y comérselo, y también es la torta que usan para bautizos, graduaciones, cumpleaños y esas ocasiones elegantes. Odio la torta envinada. La he probado varias veces… y siempre compruebo que no es idea mía, realmente no me gusta. En realidad es una ventaja, puesto que por una torta envinada le cobran a uno el doble. Entonces mandamos a hacer la torta por encargo para que se ve bonita por fuera y sea deliciosa por adentro.

Hasta después de tener todo programado es que mandamos a hacer las invitaciones… y ya dentro de una semana es la boda y apenas hoy me las entregaron (están lindísimas) . Como nos vamos de paseo de fin de semana entonces hasta el martes las repartiremos.  La ventaja es que quienes van a la boda ya están invitados y saben, nada más recibirán la invitación como un formalismo. Y por cómo las redactamos nos servirán como anuncio de la boda para los que no pudimos invitar o que no pudieron venir, ésas las enviaremos después de la boda.

Nunca me visto de blanco, de hecho no tengo ni siquiera una camiseta, brassiere o calzón de ese ¿color?.  Y como tampoco soñé nunca con una boda de blanco, pues naturalmente decidí que me casaría con un vestido de un color que me gustara y que podría volver a usar. Tuve suerte y un par de días antes de venirme a Colombia lo encontré y me encanta. Hace un par de días conseguí los zapatos y ya estoy casi lista.  El flaco ya consiguió su ropa y se ve absurdamente guapo. Como así.  Creo que lo único medio tradicional que tendré es que voy a usar un velo que tengo pendiente hacer con mi hermana.

 

Pelo y maquillaje me lo haré yo sóla… en pocas palabras odio los salones de belleza y a las estilistas que inmediatamente asumen que la única manera de verse bien es con el pelo cepillado y aplanchado.  Por lo del maquillaje, no tengo ningún recomendado de confianza que no sospeche que me vaya a dejar como bataclana o vedette cincuentona:  tengo un trauma de maquillistas y gracias, pero paso.  Es tanto mi trauma con los salones de belleza que ayer fui a que me aplicaran un tinte y aunque no sucedió nada trágico en el salón, la desatención del personal y la insistencia de todas las personas que me atendieron por que me cepillara el pelo (lo tomaban como si fuera lo más lógico del mundo) fue suficiente para que me pusiera a llorar en la casa.  Los ODIO.

Los anillos los mandamos a pedir por internet y son unos super ñoños que nos encantaron. Ninguno de los dos usamos anillos ni joyas, pero éste fue un diseño por el que los dos haremos la excepción.  Decidimos que no haríamos lo del anillo de compromiso: el compromiso entre nosotros está y no necesitamos símbolos.. y pensando en que se vienen gastos bastante fuertes para nosotros como tiquetes de avión y gastos consulares y trámites de residencia y otros, pues mejor invertimos ese dinero del anillo en esos trámites que representan mucho mejor el compromiso entre nosotros.

Estoy satisfecha. A pesar de los problemitas que han surgido ya lo importante está. Mis hermanos y mi mamá han resultado ser los resolvedores de problemas por excelencia, brindando apoyo y consiguiendo encargos imposibles. Mis suegros han sido un gran apoyo durante todo el tiempo que he estado acá en la casa de ellos.

Estamos a 8 días de la boda. Los dos emocionados.  Será fenomenal.

 

PD. He estado un toque obsesionada con las bodas de otros a través de internet. Encontré el bálsamo perfecto para las bodas de revista y películas en ciertas páginas que se centran en las bodas pequeñas, diferentes, que se salen de lo normal.  Por si alguien quiere darles un vistazo, las recontra recomiendo:  The Offbeat Bride, RockandRoll Bride, A Practical Wedding, Green Wedding Shoes.

Los Ezequieles de mi vida Parte 2

Lunes, 23 de mayo de 2011

Hace dos años honré a los Ezequieles y Ezequielas del mundo. Hoy hablaré de  un Ezequiel en particular. Uno del que hace un año me estaba despidiendo sabiendo que me iba a otro país y no sabíamos que nos depararía el futuro.

Ezequiel. …novios que son el buen chico. El buena gente. El que no es el más guapo ni el más emocionante ni el más cotizado pero tiene un corazón de oro. Es el viaje en botecito de pedales del parque de diversiones, no la montaña rusa.

Repetimos la depedida en enero con muchas más lágrimas y tristeza, porque en mi mente ya creía saber qué tenía el futuro para nosotros: un adiós y el cierre de ese capítulo. Un fue muy bonito y mejor nos despedimos.

…el chico Ezequiel es como el Dr. Salinas de Café con Aroma de Mujer. Un hombre bueno, soltero, sin vicios, destinado a nunca tener a su Gaviota porque ella siempre se irá con el otro. El Ezequiel es por el que apostaríamos aún sabiendo que va a perder ante Sebastián Vallejo. Aunque Sebastián sea un borracho que hace numeritos en la calle, que te ignora unos meses y que después vuelve a buscarte aunque está casado, el Dr. Salinas nunca podrá contra él.

Pero pasó el tiempo y aunque no se perdió el contacto, por mi lado traté de ir reconstruyendo la vida, acostumbrándome a la ausencia. Después de todo, uno emigra y siente que pierde las raíces; que no tiene sentido aferrarse a un pasado.  Que, como decía una valla hace muchos años en Las Palmas…  Atrás ni pa coger impulso.

Los Ezequieles estarán ahí con sopa de pollo cuando estés enferma, te harán cariño en la cabeza cuando estés tirada en la cama llorando porque te acaban de dar malas noticias. Son los que te acompañan a las fiestas de familia, a los funerales, a hacer trámites aburridos que tardan todo el día. Es justamente con el que te sientas frente a frente, cada quién en su computador, trabajando un viernes o sábado en la noche, mandandose mensajes por messenger y jugando con los pies debajo de la mesa. A veces los modelos de Ezequiel vienen sin chip culinario, pero no importa… los Ezequieles quieren hacer las cosas bien y aprenderán a cocinar. Tal vez no lo más rico e inspirado, pero siempre podrán sorprenderte con unos pancakes, una sopita, o unos sanduchitos que no tendrás que levantarte a preparar. Nunca te celarán, no te controlarán ni se sentirán intimidados porque tengas tu propia vida aparte de la relación.

De pronto nació la posibilidad de que el Ezequiel se viniera de visita, como ya habíamos venido juntos años atrás. Y una vez acá, que pudiera conseguir un trabajo. Y que una vez que tuviera trabajo, pues así podía quedarse y estaríamos juntos nuevamente.  Pero cuando te dan un no rotundo en un consulado, de pronto quedás con las manos vacías.

Hay momentos de duda. De querer tener un Rhett Butler en la vida, que te sorprendan de alguna manera para sacarte de la rutina. Pero recapacitemos: en una relación hay que hacer las cosas de a dos, no es todo problema de ellos. Que si quiero hacer algo más que comer y ver películas, es cuestión de decirlo y organizarlo. Ellos son llevaderos y se apuntan a cualquier plan. Es cierto, no bailan, pero nunca te van a hacer un numerito de celos porque bailes con cualquier otro, o te metas en grupos de baile o salgas con tus amigos a bailar. Que de ellos no es la culpa que en vez de salir uno se quede todo el día en la cama sin hacer nada: uno puede hacer planes de picnic, o de ir a la montaña, de ir a caminar.
Eso sí. Muchas veces ellos dirán que no. Te tocará ir a hacer todo eso sola. Pero cuando regreses a casa empapada después de la caminata porque les agarró un aguacero, allá estarán con un chocolate caliente y una toalla esperándote.

Entonces ¿qué hacer cuando te destraman los sueños y deseos? ¿Cuando los cuidadosos planes, tranquilos y estables, resultan insuficientes?  Pues uno hace esas cosas que anteriormente pensaba que nunca haría.  Decidís que no hay que cumplir con las expectativas de nadie más que de las propias. Que las cosas se pueden hacer a como uno quiere y decide y no como se “estila”.

En julio, en el Medellín en el que nos conocimos y disfrutamos juntos, mi Ezequiel y yo iremos a una oficinita, firmaremos un papel, nos intercambiaremos anillos y diremos que sí. Sabemos que no será fácil el proceso de resolver residencias y cambiar de país y muchas mudanzas, pero tenemos muy claro que queremos estar juntos, trabajar hombro a hombro y que sea para siempre.  Y que cuando nuevamente lleguen las épocas de calma, de quieta felicidad en conjunto, de rutina de vernos las caras todos los días todo el tiempo, de salir a los mismos lugares y hablar con la misma gente y hacer las mismas cosas, nos parecerá lo más maravilloso del mundo.

Día de tejer en público el próximo Sábado.

Domingo, 8 de junio de 2008

Ha querido aprender a tejer sólo para sentir el poder mágico de convertir una tira en un objeto o ropa usando sólo 2 palitos? Probablemente nunca lo has pensado, pero si esta primera oración llamó tu atención y logró que tu corazón latiera un triz más rápido, pues el próximo sábado 14 de junio es el Día Mundial de Tejido en Público. La actividad se realizará en el Parque de los Pies Descalzos.

Lo hice en el 2006, en el 2007 fui sola a ExpoTejidos. Este año habrá grabación blogotemática en el Parque de los Pies descalzos a las 2pm, Galo, Peter y Jorge tendrán agujas en sus manos mientras les intentaré dar los primeros pasos en el arte del tejido malla o punto.

Lo que tiene que llevar son agujas de malla de 3.75 mm o similares y una aguja de ojo grande para lana y yo les colaboro con la lana en sí. El producto final será un juguete para mascota; éstas son agradecidas y les gustará lo que le hagan sin fijarse en sus defectos. Ni siquiera tiene que ser SU mascota, pero si quieren, en vez de “juguete de mascota” le ponen “alfiletero” o “adorno para árbol navideño” y listo. Les enseñaré a calcular tamaño, a montar los puntos, a hacer punto y revés, a desmontar puntos y a unir los bordes.

Entonces cualquier cosa dejen mensajito para saber que debo llevarles lana :)

Acá la invitación oficial

Por cierto, si van, quedan automáticamente invitados a un evento súper especial el domingo siguiente!

Reunión twittera en Medellín

Miércoles, 9 de abril de 2008

MEDETwitt dospuntocervecero

Reunión de twitteros de Medellín, versión dos punto cervecero. Viernes a las 8:30 pm en el BerlinBar Calle 10 No. 41-65. Nos vemos allá!

(flyer diseñado por @manchito)

Después de Medelink

Lunes, 10 de marzo de 2008

Estuvo bueno!

Hiperbarrio tuvo su Stand entre 2 muy populares: uno donde repartían dulces gratis y te lavaban el cerebro a punta de jingle, y otro para matricularse en una “escuela para creativos” con afiches gratis e imágenes en un tele. . Sin embargo, dimos una muy dura competencia gracias a nuestras estrategias de marketing: al frente del stand teníamos una XO OLPC y una Classmate PC. La gente llegaba preguntando por los juguetes y salía emocionada de escuchar a los chicos de hiperbarrio contar sus experiencias.

Nuestro inicio como stand en Medelink tuvo sus retos. Llegamos con los portátiles listos para instalar. El pendón y los volantes llegarían más tarde. La sorpresa fue que nuestra falta de experiencia en eventos como este se hizo presente: contábamos con un espacio, pero era B.Y.O.F. O sea que teníamos que llevar nuestros propios muebles. Esto es un poco complicado ya que HiperBarrio no tiene muebles de ningún tipo. Yo tenía una mantita que llevé para tirarme debajo de algún árbol a hacer pereza. La pusimos en el piso y conectamos los computadores y nos sentamos, y ahí fue donde recibimos nuestras primeras visitas e hicimos los primeros contactos importantes del día.

Jorge es experto en resolución de problemas. Al rato regresó con una mesa y 3 sillas para el stand. Galo llegó con unas hojas de cartulina, las fotos y el pendón y estábamos listos para enfrentarnos a las oleadas de personas curiosas que se acercaron.

Al final de cuentas nuestra presencia física en el stand fue a ratitos, los que se llevan las flores y las gracias son los participantes que estuvieron pendientes y quienes gastaron su voz contando de su experiencia con este proyecto: chocolatmoon, xady, jorge jurado, catirestrepo y caro, y Gabriel Jaime, quien también estuvo con la classmate y su propia pc al servicio de darle mayor proyecciòn a este trabajo que venimos haciendo.

En estos 2 días di entrevistas, conversé con gente, grabé episodio de blogotemático EN VIVO, participé en un foro como blogger, hablé de hiperbarrio, hice contactos y la pasé bien. Me encantó conocer en persona a algunos de los otros panelistas, y reencontrarme con algunos otros.

Organizar un evento de estos debe ser una grata-ingrata labor para los que se dieron la tarea: trabajan mucho demasiado para que todo salga bien, son mil y una cosas para tener en cuenta el dia del evento y a la larga uno termina quejándose que no hay wi-fi. Estuve desconectada 2 días y a la larga, el mundo no se acabó. Lo que lograron con el evento sobrepasa los lunares. Llegó mucha gente, y se pasó bien.

Un excelente evento.

Lástima que la Reactable no la trajeron por “problemas de seguridad”. Que llorones.

Anthony Bourdain en Medallo

Sábado, 1 de marzo de 2008

A través de Good Times in Medellin me entero que viene el guru de la cocina callejera y local a la ciudad. Lo extraño es que la invitación la hacen para ir al teatro metropolitano y pagar entre 80 y 165 mil pesos.

Por más que me encante el tipo, sus programas y me carcoma la curiosidad, creo que tendré que esperar a que den el episodio en tele.

Me pregunto si le darán a probar chunchurria, si la bandeja paisa será mejor que la freijoada, si se deleitará con.. hm. arepa de queso y lecherita o patacón con todo.

O tal vez lo llevarán a tomar jugo de guanábana en la calle, coctel de camarones u ostras callejeras y buñuelos recién hechos.

Habrá que ver.

Marcha 4 de Febrero

Martes, 5 de febrero de 2008

Muchos han escrito sobre la marcha, y yo hice mi parte aquí. Me preguntó el flaco anoche si yo creía que esto de marchar serviría para algo. Y le contesté algo que no sé muy bien de donde salió tan coherente y bien formado, porque no me lo había tenido que explicar a mi misma: desde que salió la iniciativa yo sentí que era algo que había que ver y vivir.

Esta marcha para mi es un mensaje contundente. Porque hay gente fuera de Colombia que no comprende muy bien en qué se diferencia la noción del guerrillero como el Ché Guevara, con un guerrillero de esos que tenemos acá. Ven el asunto de las guerrillas como un idealismo, una lucha del pueblo contra el gobierno opresor. Entonces montan páginas web en su honor, recaudan fondos, imprimen camisetas pro FARC y hacen celebraciones para recaudar fondos y enviar a la lucha del pueblo. Porque para mucho extranjero, Colombia es un punto en el mapa que no se diferencia de ningún otro de América Latina. Tienen una noción que acá los gobiernos son de facto, que estamos llenos de dictadores, que no existe la democracia, que estamos clamando por salvación. Entonces firman cheques y hacen donaciones. Estos fondos extranjeros, junto con la plata que las FARC gana por cultivos ilícitos y la comercialización de cocaína, son los que llenan de plata a estos grupos. Grupos cuyos líderes cada vez se enriquecen más y ninguno está compartiendo esa ganancia con el pueblo por el que se supone que luchan, sino que más bien terminan de alimentarse a punta de secuestros exhortivos, atentados y terror. Por eso los llamamos terroristas.

El hecho que marcharan 10 000 000 de colombianos en contra de las FARC ayer, fue una manera de demostrarle a estas personas que las FARC no se desempeña a favor del pueblo, sino en su detrimento. Que no los apoyamos a ellos ni a ningún otro grupo terrorista, que queremos que liberen a todos los secuestrados de una vez por todas y no secuestren a nadie más nunca. Que no mientan, que no roben, que no maten más.

Eso no significa que las FARC sea nuestro único problema, y la única cosa mala por la cual hay que plantarse y marchar. Pero es un tormento que TODA familia colombiana ha vivido. Todos tenemos algún pariente que ha sido amenazado, amedrentado, secuestrado, torturado, desaparecido, desplazado o que ha sido asesinado. Así que esto es algo por lo cual todos nos podemos unir. Es ese punto en común que todos podemos apoyar. Que queremos paz, queremos libertad para los secuestrados, queremos vida, queremos la verdad. Porque sabemos que si logramos eliminar este problema, tendremos mucha mejor capacidad para trabajar, seguir adelante y solucionar todo lo demás.

Editado: Tomé unos videos de la marcha y los puse acá.

Planes simples

Domingo, 27 de enero de 2008

Hoy, mientras estaba tirada boca arriba bajo unos árboles, tomando limonadita frozen, con el estómago lleno y la ciudad a mis pies, pensé que debería hacer esto más a menudo.

Se aproximaba un domingo de los que acostumbro para cuando no salgo de Medellín. Es decir: tirarme a ver tele y hacer la siesta con el flaco y tal vez aventurarnos a prepararnos platillos “gourmet” como “arepa con quesito”. Hoy variamos un poco el plan, decidimos realizar un minipaseo que por meses ha sido pospuesto por mal tiempo y mal timing.

Así que unos mensajes por messenger más tarde, ya teníamos la compañía, el menú y el lugar: haríamos pic nic en el vecino Cerro Nutibara. Pasamos por sánduches, subimos al cerro y buscamos un lugarcito para sentarnos. Encontramos uno a la sombra de una escultura de Negrete, con un árbol de guyabas apenas para subirse a él. Comimos, tomamos, descansamos, jugamos cartas y observamos el paisaje con binoculares, reconociendo pedazos de la ciudad desde arriba. Cuando ya la brisa fría nos espantó de ese extremo del cerro, fuimos por un tinto al otro. Allá el panorama era diferente. Observamos animales amaestrados (humanos), observamos animales salvajes (unos gatitos) y vimos las salvajes batallas entre cometas que tienen lugar sobre el tanque de agua. Ahí deberían poner advertencias: esas cometas son peligrosas. Pasamos por ahí escondiéndonos y corriéndole a las cometas asesinas que caían en picada hacia nosotros.

Me pregunto qué otros lugares acá mismo en Medellín se prestan para actividades así, porque definitivamente me gustaría repetir.

relax

La deforestación en la cuenca del Río Medellín

Martes, 8 de enero de 2008

Me habían pintado el paraíso en palabras. Poca gente, un riachuelo que corre frío sobre piedras, múltiples pasos donde hay que meterse hasta las rodillas en agua para llegar al otro lado, puentes en troncos y una poza natural apenas para 3 personas tipo jacuzzi natural. Saliendo de esa poza, una zona musgosa y suave, apenas para echarse a hacer la siesta, o en nuestro caso, poner las carpas (tiendas de campaña). Básicamente las fotitos que salen en esta página eran la idea que tenía. Idílico, no?

El Río Medellín

Resulta que al llegar, no contamos con que era el día del año en el que la gente tradicionalmente va a hacer el sancocho en el Parque Ecológico Recreativo del Alto de San Miguel. El bus venía repleto de personas cargadas con mochilas, cobijas, ollas, perros, gatos, carpas, botellas de 2 litros rellenas de jugo. Parecía un éxodo. Subimos y nos contaron la mala noticia que el ejército estaría impidiendo el paso más allá de la 3ra catarata, para poder brindar seguridad y controlar la cantidad de gente. No los culpo. Era demasiada. Pasamos dos cascadas y cruzamos el río por un puente desde donde unos chicos saltaban hacia una poza de agua. Seguimos caminando, y nada que aparecía la tercera cascada. Pero todavía veíamos carpas y gente así que pensamos: cuando nos topemos a los militares o dejemos de ver carpas, nos preocupamos. Seguíamos avanzando, cruzando el río cuando no se podía seguir a un lado, tomando fotos, viendo mariposas, y mis amigos buscaban aquellos lugares de los que se acordaban para ir encontrando el paraíso del musgo. Ellos iban recordando puntos de referencia. Que el pino, que la casa, que la montañita.

Poco a poco cambió el paisaje. Se veía la montaña completamente deforestada, y las marcas recientes de la actividad maderera. Heridas bajaban por las laderas, y los tocones de los árboles parecían asientos para un concierto multitudinario. Ramas caídas por todas partes. De pronto, entre uno de esos lugares donde se veían los árboles mutilados y ramas caídas por todas partes, ví restos de musgo. Entonces les dije a mis amigos que era probable que por la deforestación, ya se hubiera muerto el musgo, que esas cosas afectan demasiado el ecosistema. Le pregunte al flaco que si ese era el lugar, pero él me dijo q no se le parecía, porque faltaba una loma que tenían que cruzar a un lado. Seguimos caminando y sólo árboles caídos. Llegamos a una explanada donde no quedaban árboles en pie, pasaba la cuenca del río a un lado completamente seca. Escuchábamos agua más allá, así q asumimos que era un brazo. Nadie se acordaba de ese lugar, así que decidieron que nos habíamos perdido, que lo mejor sería regresar. Regresamos un poco, pero todavía no veían nada conocido. Otros avanzaron un poco más a ver si encontraban lugares que reconocieran. Al final regresaron, abatidos. Nos habíamos pasado el lugar, o éste no existía ya.

Regresamos y resulta que aquel lugar del musgo seco tenía una poza que parecía la que se acordaban, y otro amigo encontró la loma, pero que ésta, ya sin árboles alrededor, no se veía tan imponente ni interesante. Fue triste ese momento. Que lugares espectaculares ya no existieran más. Resolvimos encontrar un lugar para acampar. Cualquiera. Llevábamos horas caminando y estábamos cansados y algo tristes. Al final de cuentas encontramos un alto al borde del río, lejos de posibles crecidas y donde había poca vegetación, pero sí existían árboles. Quitamos ramas y hierbas con espinas, y establecimos campamento. Era un lugar lindo y no teníamos vecinos.

Fotos aquí. La pasamos bien. Algunos tomaron mucho, otros no tomamos lo suficiente como para poder dormir tranquilamente sin frío. Tuvimos que hervir toda el agua que íbamos a tomar, puesto que no llevamos suficiente. Comimos sánduches, salchichas, papas y cebollas asadas. Miramos la fogata y la cuidamos como a un recién nacido con narcolepsia.

Al día siguiente regresamos por otro camino y fue entonces que nos dimos cuenta de por qué no vimos ninguna 3ra catarata o militares: habíamos agarrado la ruta no vigilada. De regreso encontramos a un militar de pie en la mitad del camino “oficial”, y a partir de ahí, eso parecía un mercado. Demasiada gente. Fue un golpe de suerte que hubieramos podido llegar tan arriba y que pudiéramos acampar en tranquilidad, cerca a un río que todavía se ve limpio. Lo que vimos es que los campistas son unos asquerosos en general y dejan un montón de basura amontonada, como esperando que alguien más pase por ella.

Ahora llegué a leer un poco sobre la cuenca y la deforestación, y leí que antes eso era zona maderera y se plantó mucho pino, que no es especie endémica, y éste cambió el suelo y ya no crecían las variedades tropicales, por eso había musgo y nada de ramas estorbosas. Esa ha sido una razón por la cual han estado cortando los pinos. El asunto es que no todos los árboles que talaron eran pinos, y no vi esfuerzos para reforestar.

Recomiendo el paseo, y que vayan antes que no quede nada para apreciar.

RSS