Colombia

Medelink

Jueves, 6 de marzo de 2008

Mañana y el sábado estaré en Medelink con los del grupo hipermedial, presentando nuestros proyectos: tendremos un stand de HiperBarrio con los participantes para contar a los curiosos que se acerquen sobre el proceso y lo que se ha hecho, estaremos grabando un episodio del podcast blogotemático y participaré el sábado en el “Foro de Publicaciones Electrónicas” para contar como comenzó todo con una idea sencilla: Medallo Bloguero.

Jorge Montoya describe el evento mucho mejor que yo:

Viernes y sábado. 7 y 8 de marzo. Dos días para encontrarse en torno a la cultura digital. Ese es el marco de Medelink.

El contenido y el fondo seguro nos dejarán muchas cosas. Porque Medelink tiene un repertorio muy interesante. Entre lo que más me llama la atención está la charla con Cristóbal Cobo, autor del libro Planeta Web 2.0 que estoy terminando de leer; la demostración del Reactable, un instrumento musical poco común; el foro sobre publicaciones digitales independientes que organiza la gente de La Cápsula; entre muchas otras cosas más de las que se puede uno antojar en la programación completa.

La programación está bien cargada. A super.sona lo invitaron al foro que hay el sábado a las 2 de la tarde, ahí estaremos con medea, Víctor Solano, Patton, Carolina Botero, Pacho de CinealOído, Rana Berden… una buena corte de amiblogs. Los organizadores de este foro, crearon un micrositio para conocer más sobre este lugar para la discusión. Además de esto, estaremos ocupando un espacio permanente, con el proyecto HiperBarrio, espacio en el que esperamos encontrarnos con nuevas voluntades que se sumen a los propósitos del proyecto; creo que lo lograremos.

También habrá tiempo para grabar un episodio Blogotemático con los invitados al evento, algunos conocidos, y otros que tendremos la oportunidad de conocer.

Y como bonus, la presencia de Altair, donde se hará la transmisión vía streaming de audio en vivo del evento, y donde tendré la oportunidad de meter la cucharada de cuando en vez. Ah!, pero eso no es todo. Los amigos de La Cápsula han preparado también un canal para hacer streaming de video. O sea, estamos cubiertos por todos los frentes,y quien esté lejos de Medallo, no tiene excusa para no seguir la movida.

Lo mejor mejor para muchos como yo: no le cuesta un centavo. Pasando por la sección Taquilla, inscribiéndose e imprimiendo la credencial que le entregan, podrá usted gozar como descosido durante dos días. Todo gracias a una esmerada organización. Ya habrá tiempo para las felicitaciones.

Estoy que me Medelink! Allá nos vemos.

Así que no se olvide de llenar ESTE formulario si están en medellín, y de pegarse online si no lo están.

Anthony Bourdain en Medallo

Sábado, 1 de marzo de 2008

A través de Good Times in Medellin me entero que viene el guru de la cocina callejera y local a la ciudad. Lo extraño es que la invitación la hacen para ir al teatro metropolitano y pagar entre 80 y 165 mil pesos.

Por más que me encante el tipo, sus programas y me carcoma la curiosidad, creo que tendré que esperar a que den el episodio en tele.

Me pregunto si le darán a probar chunchurria, si la bandeja paisa será mejor que la freijoada, si se deleitará con.. hm. arepa de queso y lecherita o patacón con todo.

O tal vez lo llevarán a tomar jugo de guanábana en la calle, coctel de camarones u ostras callejeras y buñuelos recién hechos.

Habrá que ver.

Marcha 4 de Febrero

Martes, 5 de febrero de 2008

Muchos han escrito sobre la marcha, y yo hice mi parte aquí. Me preguntó el flaco anoche si yo creía que esto de marchar serviría para algo. Y le contesté algo que no sé muy bien de donde salió tan coherente y bien formado, porque no me lo había tenido que explicar a mi misma: desde que salió la iniciativa yo sentí que era algo que había que ver y vivir.

Esta marcha para mi es un mensaje contundente. Porque hay gente fuera de Colombia que no comprende muy bien en qué se diferencia la noción del guerrillero como el Ché Guevara, con un guerrillero de esos que tenemos acá. Ven el asunto de las guerrillas como un idealismo, una lucha del pueblo contra el gobierno opresor. Entonces montan páginas web en su honor, recaudan fondos, imprimen camisetas pro FARC y hacen celebraciones para recaudar fondos y enviar a la lucha del pueblo. Porque para mucho extranjero, Colombia es un punto en el mapa que no se diferencia de ningún otro de América Latina. Tienen una noción que acá los gobiernos son de facto, que estamos llenos de dictadores, que no existe la democracia, que estamos clamando por salvación. Entonces firman cheques y hacen donaciones. Estos fondos extranjeros, junto con la plata que las FARC gana por cultivos ilícitos y la comercialización de cocaína, son los que llenan de plata a estos grupos. Grupos cuyos líderes cada vez se enriquecen más y ninguno está compartiendo esa ganancia con el pueblo por el que se supone que luchan, sino que más bien terminan de alimentarse a punta de secuestros exhortivos, atentados y terror. Por eso los llamamos terroristas.

El hecho que marcharan 10 000 000 de colombianos en contra de las FARC ayer, fue una manera de demostrarle a estas personas que las FARC no se desempeña a favor del pueblo, sino en su detrimento. Que no los apoyamos a ellos ni a ningún otro grupo terrorista, que queremos que liberen a todos los secuestrados de una vez por todas y no secuestren a nadie más nunca. Que no mientan, que no roben, que no maten más.

Eso no significa que las FARC sea nuestro único problema, y la única cosa mala por la cual hay que plantarse y marchar. Pero es un tormento que TODA familia colombiana ha vivido. Todos tenemos algún pariente que ha sido amenazado, amedrentado, secuestrado, torturado, desaparecido, desplazado o que ha sido asesinado. Así que esto es algo por lo cual todos nos podemos unir. Es ese punto en común que todos podemos apoyar. Que queremos paz, queremos libertad para los secuestrados, queremos vida, queremos la verdad. Porque sabemos que si logramos eliminar este problema, tendremos mucha mejor capacidad para trabajar, seguir adelante y solucionar todo lo demás.

Editado: Tomé unos videos de la marcha y los puse acá.

Planes simples

Domingo, 27 de enero de 2008

Hoy, mientras estaba tirada boca arriba bajo unos árboles, tomando limonadita frozen, con el estómago lleno y la ciudad a mis pies, pensé que debería hacer esto más a menudo.

Se aproximaba un domingo de los que acostumbro para cuando no salgo de Medellín. Es decir: tirarme a ver tele y hacer la siesta con el flaco y tal vez aventurarnos a prepararnos platillos “gourmet” como “arepa con quesito”. Hoy variamos un poco el plan, decidimos realizar un minipaseo que por meses ha sido pospuesto por mal tiempo y mal timing.

Así que unos mensajes por messenger más tarde, ya teníamos la compañía, el menú y el lugar: haríamos pic nic en el vecino Cerro Nutibara. Pasamos por sánduches, subimos al cerro y buscamos un lugarcito para sentarnos. Encontramos uno a la sombra de una escultura de Negrete, con un árbol de guyabas apenas para subirse a él. Comimos, tomamos, descansamos, jugamos cartas y observamos el paisaje con binoculares, reconociendo pedazos de la ciudad desde arriba. Cuando ya la brisa fría nos espantó de ese extremo del cerro, fuimos por un tinto al otro. Allá el panorama era diferente. Observamos animales amaestrados (humanos), observamos animales salvajes (unos gatitos) y vimos las salvajes batallas entre cometas que tienen lugar sobre el tanque de agua. Ahí deberían poner advertencias: esas cometas son peligrosas. Pasamos por ahí escondiéndonos y corriéndole a las cometas asesinas que caían en picada hacia nosotros.

Me pregunto qué otros lugares acá mismo en Medellín se prestan para actividades así, porque definitivamente me gustaría repetir.

relax

Mujeres y Hombres blogueros colombianos

Martes, 22 de enero de 2008

Hoy alguien me dijo que había leído que en Colombia hay más blogueros hombres que mujeres, y me preguntó que a qué creía que se debía eso, y cómo se podría incentivar a que más mujeres blogueen.

Me cayó de sorpresa. Creo que nunca me había puesto a pensar en mi como “mujer colombiana que bloguea”. Tal vez he estado muy concentrada en encontrar “gente que bloguea” como para fijarme en género, y no sé si esta estadística estará basada en una realidad. Si agarramos una muestra demasiado estrecha, diría que por lo menos así gomosos blogueros en medallo… son más los hombres.

Respondiendo así en la técnica Phoebe de Friends (lo primero que se le viene a la cabeza a uno) se me ocurrieron las siguientes hipótesis, y me gustaría saber cuáles son sus opiniones. Yo no fui criada acá, y tengo que confesar que sí me he sorprendido en lo poco difundido que está el uso de computadores en general, conozco mucha gente que ni siquiera tiene un correo electrónico y la mayoría son mujeres.

1. Que el cuento de los computadores es relativamente reciente, y por roles de género, han sido más los hombres interesados en explorar internet y que han encontrado los blogs.

2. Que las mujeres están llenando sus necesidades de establecer redes sociales a través de otras herramientas en línea que no son blogs: facebook, myspace, foros, chats, etc.

3. Que la mujer colombiana podría no ser tan abierta con perder el anonimato en línea, y puede que no esté estableciendo claramente cuál es su país de origen.

4. Que acá todavía se maneja esa idea errada que uno “juega internet” o que sentarse frente al computador todo el día es el equivalente de pegarse a un playstation. Los niños y hombres por lo general tienen más tiempo de ocio en casa que podrían emplear viendo tele, jugando con el playstation, o sentados al computador. Las niñas y mujeres, en cambio, usualmente tienen que encargarse de los niños, de la limpieza y de otras labores del hogar cuando están en casa, y no tienen tanto tiempo libre como para sentarse a investigar y descubrir que existen los blogs.

5. Que todavía se piensa que los computadores son mayormente terreno para los hombres. Apenas estas nuevas generaciones están rompiendo más abiertamente esa brecha.

6. Cuando hay un computador en casa y se tiene que compartir, usualmente los hombres tienen prioridad para su uso. Ya sea porque disponen del tiempo, tienen mayor interés en el equipo o simplemente por ser hombres.

7. Falta de oportunidades para experimentar: es decir, las mujeres no bloguean en mayor cantidad porque desconocen la herramienta, pero es cuestión de darles entrenamiento y el espacio.

8. No les interesa escribir en un blog porque tienen amigas y familia con quien desahogarse. Teniendo otras vías para contar sus vidas y lo que les sucede a diario, no necesitan de internet. Tampoco creen que tengan nada importante que contar o decir como para abrir un blog que no sea “hoy desayuné una arepa con queso”.

9. Es un mito. Hay tantas mujeres como hombres blogueando en Colombia, sólo que no se identifican como “blogueras” como para llenar encuestas o levantar la mano cuando alguien pregunta si en el grupo hay bloggers.

10. La mayoría de gente bloguea desde el trabajo, y usualmente las mujeres que trabajan frente a un computador están en algún empleo donde no hay internet, o donde tienen las páginas bloqueadas para navegar, o usan solo el messenger, o son DEMASIADO juiciosas y no hacen cosas que no sean del trabajo en el trabajo. No les da tiempo para internetear en la casa.

Son 10 ideas, unas más jaladas del pelo que otras, pero me gustaría saber si alguna suena veraz, si alguien tiene mejores datos o estadísticas, les agradecería mucho si me las hacen llegar.

GRACIAS!

Ruta del Oriente: El Peñol

Domingo, 20 de enero de 2008

La Piedra del Peñol en realidad es un Peñón que está en Guatapé, al lado de un gigantesco embalse lleno de archipiélagos que hace no tantos años solían ser las cimas de montañas. Entonces tal vez así se ve más impresionante el asunto, ya que la piedra estaba posada en la cima de una de estas montañas.
The rock

En el costado está escrito el inicio de la palabra “Guatapé”. Verán que no llegaron muy lejos antes de que se les encresparan por dañar la piedra con un mamarracho así.

Obviamente la subimos. Hay que pagar, y creo que es el mejor negocio de la zona. Cobran por que la gente suba y llegue a la cima y tenga sed.. y allá les compre gaseosa, agua, cerveza y les tomen fotos instantáneas. Además de los souvenirs. Camisetas con la piedra, ruanas con la piedra, piedras con la piedra pintada. La última vez que subí fue cuando tenía 5 o 6 años. Recuerdo que no pudimos observar nada desde arriba porque mi mamá no permitió que nos alejáramos del centro, y nos obligó a mantenernos sentadas. Tanta subida para nada, aunque creo que sí nos compraron un helado. Hmmm. Helado.

The rock, the steps and the tourist trap on top

La subida no es difícil. Es una serie de escaleras que están construidas en ladrillo y cemento. Se ven los restos de lo que eran las escaleras de madera, que mi mente infantil recuerda haber subido. No encuentro un dato de cuándo se construyeron las de cemento, así que dejaré la posible falacia de que a los 5 años yo escalé la piedra en escaleras de madera. Suena precozmente intrépido. Uno va subiendo, y hay zonas muy, pero muy angostas, y las paredes de piedra están cubiertas de musgo y lama, es increíblemente húmedo. En algunas partes se ven los lugares donde antes estaban clavadas las maderas, unos huecos redondos sobre la piedra, y me impresiona el temple de acero que debieron haber tenido los 3 que subieron la piedra por primera vez en 1954. Dice la leyenda que tardaron 5 días en llegar a la cima, no dicen cuánto tardaron para bajar. Porque cuando uno sube, uno mira para el piso, y hacia la roca. Pero durante la bajada, hay unos tramos largos donde ves escaleras y después el vacío. Iba con los nudillos blancos. De agarrarme a las barandas. Entonces nos topamos con el chico que nos vendió los mangos. Venía subiendo con una caja de cervezas a la espalda. Le preguntamos que cuántas veces subía cosas al día. Respondió que “por ahí unas diez”. Subidas y bajadas. Debe tener el mejor cuerpo de la zona.

Yo, obviamente, no estoy nada acostumbrada. Hace meses dejé mi costumbre de subir y bajar de mi apartamento por las escaleras en vez de usar el ascensor. Así que mis rodillas y pantorrillas se siguen lamentando. Pero vale la pena la subida, y si lo volviera a hacer, pensaría en la opción de bajar haciendo rappell. La vista es impresionante. Allá arriba aproveché para tomar una que otra foto y un clásico video de la cima. Y comer mango con limón y sal. Siempre hay tiempo para mango con limón y sal.

Las fotos de la piedra y el resto del viaje por el oriente están en flickr. Acá les dejo un video.


La deforestación en la cuenca del Río Medellín

Martes, 8 de enero de 2008

Me habían pintado el paraíso en palabras. Poca gente, un riachuelo que corre frío sobre piedras, múltiples pasos donde hay que meterse hasta las rodillas en agua para llegar al otro lado, puentes en troncos y una poza natural apenas para 3 personas tipo jacuzzi natural. Saliendo de esa poza, una zona musgosa y suave, apenas para echarse a hacer la siesta, o en nuestro caso, poner las carpas (tiendas de campaña). Básicamente las fotitos que salen en esta página eran la idea que tenía. Idílico, no?

El Río Medellín

Resulta que al llegar, no contamos con que era el día del año en el que la gente tradicionalmente va a hacer el sancocho en el Parque Ecológico Recreativo del Alto de San Miguel. El bus venía repleto de personas cargadas con mochilas, cobijas, ollas, perros, gatos, carpas, botellas de 2 litros rellenas de jugo. Parecía un éxodo. Subimos y nos contaron la mala noticia que el ejército estaría impidiendo el paso más allá de la 3ra catarata, para poder brindar seguridad y controlar la cantidad de gente. No los culpo. Era demasiada. Pasamos dos cascadas y cruzamos el río por un puente desde donde unos chicos saltaban hacia una poza de agua. Seguimos caminando, y nada que aparecía la tercera cascada. Pero todavía veíamos carpas y gente así que pensamos: cuando nos topemos a los militares o dejemos de ver carpas, nos preocupamos. Seguíamos avanzando, cruzando el río cuando no se podía seguir a un lado, tomando fotos, viendo mariposas, y mis amigos buscaban aquellos lugares de los que se acordaban para ir encontrando el paraíso del musgo. Ellos iban recordando puntos de referencia. Que el pino, que la casa, que la montañita.

Poco a poco cambió el paisaje. Se veía la montaña completamente deforestada, y las marcas recientes de la actividad maderera. Heridas bajaban por las laderas, y los tocones de los árboles parecían asientos para un concierto multitudinario. Ramas caídas por todas partes. De pronto, entre uno de esos lugares donde se veían los árboles mutilados y ramas caídas por todas partes, ví restos de musgo. Entonces les dije a mis amigos que era probable que por la deforestación, ya se hubiera muerto el musgo, que esas cosas afectan demasiado el ecosistema. Le pregunte al flaco que si ese era el lugar, pero él me dijo q no se le parecía, porque faltaba una loma que tenían que cruzar a un lado. Seguimos caminando y sólo árboles caídos. Llegamos a una explanada donde no quedaban árboles en pie, pasaba la cuenca del río a un lado completamente seca. Escuchábamos agua más allá, así q asumimos que era un brazo. Nadie se acordaba de ese lugar, así que decidieron que nos habíamos perdido, que lo mejor sería regresar. Regresamos un poco, pero todavía no veían nada conocido. Otros avanzaron un poco más a ver si encontraban lugares que reconocieran. Al final regresaron, abatidos. Nos habíamos pasado el lugar, o éste no existía ya.

Regresamos y resulta que aquel lugar del musgo seco tenía una poza que parecía la que se acordaban, y otro amigo encontró la loma, pero que ésta, ya sin árboles alrededor, no se veía tan imponente ni interesante. Fue triste ese momento. Que lugares espectaculares ya no existieran más. Resolvimos encontrar un lugar para acampar. Cualquiera. Llevábamos horas caminando y estábamos cansados y algo tristes. Al final de cuentas encontramos un alto al borde del río, lejos de posibles crecidas y donde había poca vegetación, pero sí existían árboles. Quitamos ramas y hierbas con espinas, y establecimos campamento. Era un lugar lindo y no teníamos vecinos.

Fotos aquí. La pasamos bien. Algunos tomaron mucho, otros no tomamos lo suficiente como para poder dormir tranquilamente sin frío. Tuvimos que hervir toda el agua que íbamos a tomar, puesto que no llevamos suficiente. Comimos sánduches, salchichas, papas y cebollas asadas. Miramos la fogata y la cuidamos como a un recién nacido con narcolepsia.

Al día siguiente regresamos por otro camino y fue entonces que nos dimos cuenta de por qué no vimos ninguna 3ra catarata o militares: habíamos agarrado la ruta no vigilada. De regreso encontramos a un militar de pie en la mitad del camino “oficial”, y a partir de ahí, eso parecía un mercado. Demasiada gente. Fue un golpe de suerte que hubieramos podido llegar tan arriba y que pudiéramos acampar en tranquilidad, cerca a un río que todavía se ve limpio. Lo que vimos es que los campistas son unos asquerosos en general y dejan un montón de basura amontonada, como esperando que alguien más pase por ella.

Ahora llegué a leer un poco sobre la cuenca y la deforestación, y leí que antes eso era zona maderera y se plantó mucho pino, que no es especie endémica, y éste cambió el suelo y ya no crecían las variedades tropicales, por eso había musgo y nada de ramas estorbosas. Esa ha sido una razón por la cual han estado cortando los pinos. El asunto es que no todos los árboles que talaron eran pinos, y no vi esfuerzos para reforestar.

Recomiendo el paseo, y que vayan antes que no quede nada para apreciar.

Empresas irresponsables

Viernes, 21 de diciembre de 2007

He estado metida en internet a ver dónde encuentro soluciones legales al no tan pequeño problema de haber realizado un trabajo para una empresa, y estar esperando un pago desde septiembre… Lo único que he recibido desde ese momento son excusas y más excusas de sus problemas de manejo en la empresa, donde no tienen la capacidad de responder a sus compromisos adquiridos, uno de los cuales es pagar lo que se debe por un trabajo que se hizo.

Tengo un registro de varios correos electrónicos donde especifican que hay un problema con los pagos, a través del teléfono, que me llamaron desde las oficinas en USA, aclararon que fue debido a que ellos no hicieron control de calidad de unas partes del proyecto y ahora se los están penalizando. Han sido claros en que esos problemas de control de calidad no estuvieron relacionados con el trabajo que yo hice. Les he escrito, y siempre dicen “en un par de semanas lo tenemos resuelto, en una semana, el próximo mes”.

Ya son 4 meses. Estoy harta. No contestan al teléfono, no contestan correos. ¿Qué se puede hacer? ¿Qué define el derecho laboral de Colombia para hacerle frente a estas situaciones?

Si no hay nada que legalmente pueda hacer para exigir el pago y es mejor dar eso por perdido, ¿se me permite publicar mi historia con los nombres de todos los implicados para que a nadie más le pase lo mismo?

Festival de Cine Santa Fe de Antioquia

Miércoles, 12 de diciembre de 2007

El fin de semana me fui para Antioquia al festival de cine. Nunca había asistido así que no sabía que esperar. Me gustó mucho el festival, pero creo que este evento enfrenta uno de los problemas básicos de las cosas pequeñas y bonitas que se vuelven populares.

Como un restaurante de comida casera, donde la señora cocina un poco más de lo que haría para su familia, y entonces vende porciones a algunos afortunados. Entonces llegan más afortunados. Y más. Y ya no entran en las mesas ni en las sillas ni en el local. Entonces tienen que contratar a otra cocinera, moverse de local, la señora tiene mucho que hacer administrativamente y ya no vuelve a cocinar, sino que contrata más gente que lo haga por ella. Eventualmente ya no tiene tiene ninguna de las cosas que lo hacían lindo, rico y famoso, es uno más del montón, sin ángel.

No quiero decir que el Festival de Cine en Antioquia esté allá, pero digamos que ya llegaron a la etapa de poner un toldo en el garaje y usar de las sillas plásticas moldeadas para sentar a más gente. Creo que tiene que haber alguna manera en que siga creciendo, y que sea más popular y más genial, pero sin perder el espíritu que todavía se mantiene.

Una de las cosas que me encantaron del festival es cómo no requiere de espacios “oficiales” para que uno disfrute del cine. Al aire libre, en parqueos, en parques, en lugares poco usuales para ver cine.

Por ejemplo. En años anteriores las películas se proyectaban en el parque de la iglesia Jesús Nazareno. Este año lograron conseguir que prestaran la iglesia en sí para proyección de películas. La gente abarrotaba el lugar a las 4pm que llegamos, pero tuvimos suerte y conseguimos un campo en una banca al puro frente. El calor era increible, y la cantidad de gente aumentaba la sensación de bochorno. Había un par de ventiladores al frente y los demás se abanicaban con unos cartoncitos que había repartido comfenalco justamente para ser usados de esa manera. Como había tanta gente, pusieron el volumen alto para que llegara hasta atrás. A nosotros nos tocó aguantarnos un volumen ensordecedor al estar al frente, pero fresquitos. Una por otra. Sin embargo durante la película las campanas de la iglesia sonaron y sonaron y sonaron. A las 4:45pm, aunque la película era de 90 minutos y faltaba más de la mitad, nos pidieron disculpas, que teníamos que desocupar para la misa de 5. No sé si el hecho de que fuera una película documental sobre un artista gay que murió de SIDA haya tenido algo que ver. Lo gracioso es que esto no me molestó demasiado, era como un toque “local” al festival. Acá las cosas siguen como siempre, con o sin festival de cine.

En la noche fuimos a la Caja de Pandora en el Cementerio, donde se proyectaban cortometrajes y es como un espacio más experimental. También topé con suerte y conseguí sillas al frente. La noche estaba fresca, los murciélagos pasaban frente a la pantalla, la gente estaba tirada en el pasto de la entrada y fue sólo al ir saliendo que me di cuenta de lo lleno que estaba. Uno caminaba y caminaba hacia atrás después que se acababan las sillas y había que navegar en un mar de gente tirada en el piso, sentada, compartiendo por bastantes metros más, incluso después de la puerta del cementerio. Me cuentan que el sonido era espectacular, y no tenían problemas ni escuchando ni viendo la pantalla.

Camino de regreso, podíamos ver el montón de familias sentadas afuera con las velitas encendidas, callejones con lámparitas y velitas y todo iluminada con esos pequeños fanales de papel de colores. En el parque central, había, como siempre, trago, comida, bebida, y gente conversando, comiendo y pasando rico.

Al día siguiente regresamos a la Iglesia, esta vez a la 1. Nos sentamos más atrás para no quedar sordos, y creo que fue una mala decisión. El eco, ese eco que uno reconoce de iglesias y que nos hace recordar por qué el cine es todo forrado en paredes esponjosas. La película era en español, pero con acento mejicano. Eso, junto con el eco, hizo imposible que entendiéramos la película, máxime nuestra compañía, que por más que entiendan muy bien el español, estaban perdidos. Entonces fuimos al parque, nos tiramos un rato a la sombra y así pasamos el resto de la tarde, hablando, descansando y tomando cervecita fría.

¿El balance final? Antioquia, con o sin festival de cine, es todo un parche :)

El País de Cali: ladrones también.

Jueves, 6 de diciembre de 2007

El diario El País de Cali, toma una foto de flickr, con una licencia CC para atribución, no comercial y sin derivados, y la publica en su periódico en su revista “gente joven”.

De alguna manera los señores de la revista Gente Joven encontraron el Flickr de Mariacecita (fotografa lomo-lover caleña recomendadísima) y decidieron sin el más mínimo asomo de verguenza descargar la imagen y publicarla. Vía twitter me entero de todos estos acontecimientos. Ante los airados reclamos de la autora de la imagen por tan soberano descaro, alguien tan despistado como los editores de la revista argumentaron: “entonces lo mejor seria q las subieras a un sitio donde no se pueden bajar”.

*cita del blog de La Rana Berden

¡No hay derecho! Entonces podemos agarrar todo lo que hay en el periódico, armarnos libros de su contenido, nunca dar crédito, venderlo y después decirles que “lo sentimos, debieran haber publicado el periódico en un formato que no pudiéramos copiar”.

Que rabia, CARAJO. ¡Estamos mamados de tanta pendejada! Pareciera que estos “publicistas” y “editores” profesionales, lo único que tienen de profesión es la de rateros oportunistas con excusas baratas a flor de piel que no saben esconder su ignorancia sobre el medio que se supone que es en el que se mueven.

Me enteré de esto gracias a un email de Filipogs que llegó al buzón de Podcast Blogotemático , pasé por el blog de Carlos Caicedo, leí un comentario de Patton y me fui a su blog , y resulté con un centenar de enlaces al mismo tema que él ha ido recolectando a lo largo del día.

RSS