Artesanías

LANA

Domingo, 5 de mayo de 2013

El viernes en la tarde, una amiga me mandó un msg por gmail, preguntándome si quería lana gratis. Respondí que definitivamente sí. Entonces madrugamos el sábado y fuimos al sótano de una de sus amigas, donde había encontrado unas cajas de lana que dejó una mujer aficionada a las artes manuales después de su muerte hace unos meses.  Salí con 3 libros (1 de patronaje, 1 de costura y 1 de patrones de tejido) una bolsa cargada de telas que todas combinan lindas para un quilt y con múltiples madejas de lana Manos del Uruguay “vintage”, todavía etiquetada y sin ovillar.  De camino nos topamos una venta de garaje, y entre las cosas encontré un sweater de cachemira a 3 dólares en un color precioso que pensé que podría canibalizar para sacarle la lana. La sorpresa fue al llegar a casa y darme cuenta que no sólo me sirve el sweater, sino que se me ve genial y se siente todavía mejor, suavecito y fantástico. Así que gané un sweater, pero perdí metros y metros de lana. Afortunadamente, el plan de domingo era ir al festival de lanas y ovejas de Maryland.

Mi amiga y el novio pasaron por nosotros, recogimos a otra chica y agarramos ruta. Una hora después llegamos al campo ferial, y de una vez fuimos a poner las mantitas a la par de la música en vivo e hicimos nuestro picnic: salsa de tomatillos, ensalada de lentejas con uvas, ensalada capresse, y de postre unas fresas enormes que rellenamos con chispas de chocolate que fueron el éxito.  Luego ya fuimos a recorrer las tiendas y toldos y yo fui en busca de un ovillo de lana particular.

Obviamente me topé un par de ovillos de lana para encaje que estaban muy baratas en otros colores, y las eché al saco, y después encontré el color q estaba buscando en el grosor que requería y listo, a ir a ver ovejitas y a comerme un helado.  Me hubiera gustado estar más tiempo, tal vez ir los dos días en vez de uno y sacar el rato para ver las demostraciones de perros ovejeros, pero como llegamos tarde, no teníamos tiempo de hacerlo todo.

Les quedo debiendo las fotos. Tomé una única foto, de una oveja, pero prefería disfrutar el día y no estar tomando fotos, que a veces causan que en vez de acordarme de una experiencia, me acuerdo de las fotos y no del total. Pero creanme que es una locura de colores y texturas y lana en bruto sin lavar y lana teñida sin hilvanar y lana ya procesada y pasada por la rueca y ruecas y agujas y todo lo que uno pudiera querer. Fantástico. El flaco nos acompañó, y fue un campeón. Era obvio que todo el asunto era mortalmente aburrido para él, pero nos acompañó con ánimo y gusto. Le debo una ida a un Blizzconf o a algún otro evento geek de los que no entenderé nada. Y llevaré mis lanas y agujas.

 

Granada, Nicaragua

Miércoles, 7 de septiembre de 2011

La semana pasada estuve en un foro regional en Granada, Nicaragua. Es un lugar hermoso. Fantástico. Para visitar y volver.

From Granada 2011

Granada es una de las primeras ciudades del continente americano, y está en el mismo lugar en el que se fundó en 1524. Creo que hay que agradecer que la ola de “desarrollo” que atacó Costa Rica en los 70s de derribar edificios “viejos” para construir parqueaderos y grandes cubos con ventanas se saltó esta ciudad, porque los edificios históricos, los techos de tejas de barro y el ambiente que se vive en la ciudad es gracias a que conserva su patrimonio arquitectónico y cultural.

From Granada 2011

Me recordó a la primera Costa Rica que conocí cuando vine de Perú en 1994. Pocos carros, mucha bicicleta,  un ritmo lento y tranquilo y el aire que huele a pueblo. Sus carreteras están señalizadas, no tienen huecos y son poco transitadas. Fuimos por un camino adoquinado hasta la laguna de Apoyo y estaba impactada: 8 años de construida y parece nueva. Qué envidia.

From Granada 2011

Nos hospedamos en el hotel Gran Francia, a un lado del parque central, en una casa histórica con su patio interno y balcones que sustituyó la fuente del medio por una piscina que no tuvimos oportunidad de estrenar.

From Granada 2011

Tengo que confesar que la delegación costarricense no quedó muy bien parada… por lo menos en lo que a socialización se refiere. La primera noche en vez de ir a bailar y tomar con el resto de la gente, optamos por comprar unas cervecitas y nos sentamos en uno de los balcones del hotel y estuvimos conversando hasta que nos agarró el sueño, mucho antes de la media noche.  Al día siguiente sí hicimos acto de presencia en el bar elegido y después de varias toñas y victorias, hasta una bailadota nos echamos.  Definitivamente, así como q super sociables no fuimos: creo que nos dimos cuenta que nos caímos muy bien entre nosotros, teníamos el sentido del humor parecido y un ritmo de vida similar… es decir que preferimos profundizar en los lazos existentes más que extendernos y hacer nuevos lazos superficiales.

From Granada 2011

La madrugada del viernes salí a trotar. Bajé por la calle la Calzada hasta el malecón, y corrí a las orillas del Lago Cocibolca (Nicaragua). El lago de agua dulce más grande y que tiene además tiburones de agua dulce… tenía que verlo de cerca.  Me agarró la lluvia regresando al hotel,  y ya arrancó la segunda jornada del foro.

 

From Granada 2011

 

Nos dieron un tour de varios pueblos: fuimos a Masaya al mercado de artesanías y ¿adivinen quién se olvidó la plata en el hotel? Menos mal tenía unos dólares guardados por ahí por si me antojaba de algo (un plato de madera). Igual me encontré con que la globalización es maravillosa y a la vez terrible. Chivas colombianas a las que les pintan “Nicaragua”, bolsos guatemaltecos o de la Indi… pero también hay objetos tradicionales o que sabés que son hechos localmente y a precios más bajos de lo que pagaría uno en Costa Rica. También pude aprovechar la visita que hicimos a una fábrica y escuela  de alfarería (2 tazas y un tazón). Grabé un video del proceso natural con el que elaboran la cerámica, me impresionó mucho. Nos llevaron a la laguna de Apoyo, un lindo cráter y cenamos ahí, lástima que llegamos de noche, hubiera sido fantástico poder ver el atardecer desde ahí.   Ya regresamos a Granada y al dancing!

From Granada 2011

Nuestro vuelo salía hasta las 4pm, entonces tuvimos toda la mañana del viernes disponible para turistear por ahí. Fuimos al mercado central y aunque llevé la cámara no tomé fotos. Era tanta la gente, tanto el calor, tanto el movimiento que aproveché para vivirlo a través de mis ojos y no del lente. Además compré una pitaya y un delantal de chancera. Mi hermana lo vio y peló los ojos del horror diciendo que estaba horrible.  Yo lo veo TAN feo que resulta bonito. Además la señora que me lo vendio alabó sus 3 zippers y 3 bolsillos, sus múltiples encajes y cintas. Y por otra parte, yo lo veo y pienso en Doña Silvia y otras mujeres como ella, que mantienen a sus familias a través de la costura. Y ahí le voy agregando a mi colección de delantales: ya tengo uno mexicano, ahora el nicaragüense y cuando vaya a algún otro país, otro delantal será! Dimos un vuelta por la ciudad, nos tomamos un jugo de pitaya y luego nos comimos la fruta que compré y ya era hora de empacar e irnos.

From Granada 2011

Quedo con las ganas de regresar a Nicaragua.  Como fuimos con plan de alimentación por lo del foro, pues no tuve la oportunidad de saborear la comida tradicional… ni siquiera un vigorón! Quiero ir nuevamente, regresar a los mercados y comprar hamacas y un baúl labrado como el que tiene mi mamá. Ir a la isla de Ometepe un par de días. Ir a León. Visitar las playas de las que tanto me han hablado. Definitivamente, creo que es un tesoro por descubrir.

Aquí les dejo el album de fotos. No le hacen justicia al lugar.

 

<table style=”width:auto;”><tr><td><a href=”https://picasaweb.google.com/lh/photo/3g_iEn1BzGi6QIYDtyylN4G0pZtCJKtLFr4aVue2v5c?feat=embedwebsite”><img src=”https://lh6.googleusercontent.com/-9eA5o4KcO7c/Tmfsik74aLI/AAAAAAAADFI/9rt7u5cAiI4/s400/DSCF3049.JPG” height=”266″ width=”400″ /></a></td></tr><tr><td style=”font-family:arial,sans-serif; font-size:11px; text-align:right”>From <a href=”https://picasaweb.google.com/jules.rincon/Granada2011?authuser=0&authkey=Gv1sRgCI7Bi8W4kKn4OQ&feat=embedwebsite”>Granada 2011</a></td></tr></table>

d10: festival del diseño

Viernes, 5 de noviembre de 2010

Si no han pasado, se los recomiendo: en estos días está la feria d10 en la antigua Aduana (donde era Fercori) y ¡está muy chévere!

Fui el domingo pasada con mi hermana y safis #1: no tener suficiente efectivo. Igual pasamos por el stand de El Mercadito en el que hacen cosas preciosas con material reciclado y mi hermana salió con una cartera/canasta de papel revista que ha recibido infinidad de piropos.

DSCF0167

Pero no sólo hay stands de productos de “diseñador” sino que el miércoles nos arrimamos a ver el desfile de modas de la U Creativa donde también desfilaba la ropa de Tripartito***.

Desde hacía cantidad de tiempo no veía a tanto hombre guapo junto como en ese día y lugar. Y no estaban en la pasarela sino los que andaban caminando por ahí, observando y disfrutando del desfile.  Un muchacho andaba vestido con pantalón, tirantes y corbatín, e inmediatamente tuve un momento Fangirl de Doctor Who en el que me decía a mi misma “Bowties are cool” . Y el condenado se veía super bien, con un mega estilo. Y esa era la tónica que veía repetirse: parecía que quienes estaba ahí eran personas a quienes les importa el diseño y la moda y disfrutaban de verse bien. O en esos fue en los que me fijé.

En lo personal, todo lo que fuera reciclado, rearmado, repensado me encantó. Es una visión distinta de mundo, y las cosas no se ven “hechas en casa” sino hechas a mano. Como efecto secundario, me inspiró a hacer más cosas creativas. Coser, tejer, cocinar. Pienso en el montón de personas que estaban ahí, tomando en serio su oficio y apostándole a su visión creativa, haciendo de su pasión una manera de vida.

Ir es gratis, y estará hasta el 7 de noviembre, así que no pierda la oportunidad de ir y echar una miradita. ¡Y lleve plata! Porque fijo se antojará.

Para la tierra

Jueves, 30 de abril de 2009

No soy demasiado buena en eso de publicar en la fecha de las efemérides. El día de la tierra vino y se fue, el día del árbol también, pero eso no significa que no piense en lo que eso significa y hasta puede que haga algo al respecto.

Resulta que a mi no me gusta para nada barrer y trapear. Es de esas tareas que las dejo para después tanto como sea posible. Las escobas me parecen asquerosas: me da ñáñaras desenredar el pelo y la mugre de las cerdas después de pasarla por la casa, y siento que levanta más polvo del que barre. Pero los trapeadores se llevan el premio. Ahí si me puedo ir en arcadas pensando que hay que meter la mano en el agua asquerosa múltiples veces para escurrir los pelos esos medio podridos del trapero, y ver como corre el chorro de agua negra por encima del guante y se baja por todo el brazo hasta gotear desde el codo. Puaj. Tengo un modelo que es de los que uno les mete un trapo, pero es lo más impráctico. En vez de tener una pinza metálica que agarra el trapo y lo suelta con un sencillo movimiento del seguro que se encuentra en el mango del trapero, tiene dos tuercas en la base que hay que soltar manualmente, FAIL.

Lo que me gusta usar es el antiecológico “swiffer” para barrer. Consiste en un cuadrado plástico con un mango articulado en la unión para darle movilidad. A este cuadrado se le pone por debajo una lámina de tela-papel-material milagroso electroestático que hace que el polvo se pegue furiosamente y no se suelte. El mío es una versión china del mismo aparato, creo que se llama Swiffter o algo así. Uno pasa un swiffer por debajo de una cama y trae consigo suficiente polvo y pelusa para hacer un par de conejos. Pero este “trapito” es desechable. Se inventó para que barras, saques todo el polvo de tu casa y después despegues el papelito de tu swiffer y lo tires a la caneca con todo el polvo que lleve acumulado. Yo lo uso por los dos lados, como para ahorrar, pero igual: eventualmente tendría uno que comprar recargas… y acá en Colombia no las he visto.

Trapero¿Qué podía hacer entonces? La lana acrílica, esa lana chillona plasticosa favorita de las abuelitas para cojines, cubrecamas y esas muñecas que tapan el papel higiénico es un imán para el polvo. Así que siguiendo un patrón que encontré en línea, me tejí una cubierta para mi swiffer pirata. Y me quedó lo más de divino. Lo mejor es que es de doble faz: el lado motosito sirve para barrer, pero si se le da vuelta, queda un lado rugoso perfecto para restregar pisos. Maravilloso. Si les interesa hacer uno, las instrucciones están acá. Yo lo veo fácil de modificar para otros aparatos, o inclusive, para cubrir la escoba y poder barrer debajo de muebles.

Trapero2Me animaría a modificar el patrón para cubrir una mopa de las que venden acá, pero resulta que la mopa que había comprado justo para que cumpliera este propósito de usarse para “trapear”: made in Colombia, se veía resistente y práctica… resultó ser una basura plástica que se rompió apenas la traté de usar.

¿No saben qué es una mopa? Una buena mopa es para mi lo que el champú 2 en 1 nunca logró ser. Quita el polvo y además deja limpio el piso. puedes restregar desde una distancia prudente haciendo uso del palo largo al que viene pegado. Lavar una mopa es sencillo, despegue la tela, si quiere la deja remojando en jabón y al día siguiente la echa a la lavadora, o la escurre y está lista para usar nuevamente. Claro. Una BUENA mopa.

Y bueno. Mi otra actividad ecológica de la semana fue plantar un jardín de hierbas y vegetales de hoja. Tengo germinando y esperando a que crezcan semillas de albahaca, orégano, lechuga, cilantro y hierbabuena. Me dio por sembrar el 28, y resulta que el 28 era el peor día del mes para sembrar, porque la luna está nueva y no se qué otros cuentos. Entonces el 29 planté un grupo de semillas de control: albahaca, cilantro y lechuga. A ver si germinan antes que las del 28, o si quedan siendo más saludables. Todo sea por la ciencia.

Macetitas

Mi jardín está hecho de recipientes reciclados donde estoy plantando las maticas, entonces ahí otra vez aplico la ecología: envases de helado, de queso crema, de mantequilla y de yogurt están listos para recibir los brotes apenas germinen y crezcan un poquito, y para germinar las semillas usé una caja de huevos e hice unos recipientes de papel periódico que reciclé del relleno que vino en una cartera que compré hace poco. Acá un videito para que vean lo fácil que fue. Lo mejor? Al momento de transplantar, no hay que sacarlo del papelito: se entierra el retoño con todo y “maceta”, y ésta se desintegrará.

Ahora no tendré que botar cilantro cada fin de semana, porque sólo me comí una parte.  El cilantro seguirá ahí, creciendo, mientras yo le quito las hojitas que me pueda comer. Igual con la lechuga: podré cosechar una lechuguita tierna orgánica cada que se me antoje.  Y la hierbabuena ni hablar: Cuando esté lista, los invitaré por unos mojitos cubanos.

A veces soy consecuente

Miércoles, 26 de septiembre de 2007

Alguna vez mencioné que me encantaba aprender a hacer cosas en línea, pero no era tan buena pasando de ver algo a hacerlo. Esta vez rompí la costumbre, y puse manos a la obra.

Ah, nada mejor que estar procrastinating para ponerse a coser juiciosa, ¿no?

Inspirada en el PodCast de Thread Heads de “how to make a jean purse” nace mi cartera:

Mi jean favorito cobra nueva vida

más fotos después del salto:

Está forrada en una tela de cuadros que me regaló una compañera: parece que iba a ser una camisa y alguien se dio por vencido apenas cortó las piezas. Acá hay dos detalles que me gustan: No sé ve completo, pero hay ese anillo y el nudo a la izquierda hacen que sea ajustable la tira, y también está el llaverito que me permitirá no tener que estar esculcando por las llaves a las 3am.

tira para las llaves en acción

También tiene un bolsillito escondido en la tira. Es para meter los $5000 del taxi de emergencia, el chapstic, el chicle, las moneditas, etc. La cartera tiene todos los bolsillos que tiene usualmente un pantalón, y le agregué 2 mas: uno en la tapa y otro en la tira. En el interior no puse ninguno… creo que ya eran suficientes.

bolsillo en la tira.

Seré cursi, pero una de las cosas que me gustaban de este pantalón es que en la vista de la pretina tenía texto escrito: la marca Dollhouse atrás, y adelante dice You are beautiful, con un corazón en vez de la O. Hice mil y una contorsiones para poder forrar toda la cartera y aún así poder leer esas palabras..

cartera abierta.

Pequeñas cositas que lo hacen a uno feliz.

Taller de Máscaras y Blogs

Viernes, 3 de agosto de 2007


Ha sido una semana larga y cansada, pero muy entretenida. Estuve dando un taller de blogs y máscaras en el Liceo de Santo Domingo Savio con un grupo de inquietos muchachos que me sorprendieron por su creatividad, paciencia, interés y ganas de trabajar.

A pesar de algunos contratiempos, problemas técnicos y falta de equipos (como cámaras y videos durante el proceso), el taller fue un éxito: Ellos pudieron abrir sus blogs y además hacer unas máscaras: aprendieron a subir fotos a sus blogs, videos y hacer enlaces.

Fue un lindo proceso el de haberles presentado a estos chicos lo que eran los blogs, además de brindarles herramientas para trabajarlos, cada quien siguiendo sus intereses y gustos.

Sin mucho más, les dejo un enlace al website del taller, donde podrán ver una lista de sus blogs: http://tallersantodomingo.blogspot.com/

También tenemos un wiki, por si a alguien le interesa curiosear un poco más a fondo: http://santodomingo.pbwiki.com/

Recuento

Lunes, 25 de junio de 2007

Una mazorca de por lo menos 45 cm de largo se pasa de mano en mano mientras escuchamos champeta de Pikó El Isleño. Dejo la mazorca para recibir un vaso con cerveza del que tomo un trago y lo paso al siguiente. Y así tomamos y comemos entre todos.

Detesto el sentimiento de culpa que me generan esos letreros que dicen “a cambio de una contribución voluntaria”. Preferiría que le dieran un valor específico al trabajo o lo dieran de gratis. Siempre siento que doy demasiado o muy poco. Esta vez di lo que podía a cambio que me estamparan mi chaqueta. Me quedó suficiente para irme a casa.

A la 12am los niños que en la tarde estuvieron jugando y meciéndose en las hamacas, ahora corrían entre la gente recogiendo botellas y latas tiradas para entregar a algún adulto al día siguiente a cambio de algo de dinero.

Ella bailaba al frente de la tarima y con movimientos borráchicos descordinados se bajaba los pantalones y se subía su blusa y top. Entonces aquel Juan bautista al que le bailaba se dio media vuelta y bailó con otra.

Un DJ debería darse cuenta de su público. Si los que estaban bailando eufóricos momentos atrás se sientan… algo no anda bien. No debería seguir mezclando al mismo ritmo como si estuviera en su casa, solo, jamming para si.

Triste realidad tejeril

Jueves, 14 de junio de 2007

A las Señoritas que atienden en La Reina:

De antemano me disculpo por mis pedidos “exóticos”, pero es con un noble fin: quisiera tejerme un par de medias.

Por excelencia las medias se han hecho de lana de oveja, pero la verdad que no soy tan exigente. Me conformo con poder conseguir lana no acrílica suficientemente delgada para tejer para un par de medias. Agradecería que no me miraran con cara de loca porque pido “lana que no sea acrílica”. Es la manera más sencilla de pedirles que sea lana animal. Tengo miedo que si les pido lana animal, podrían reirse como lo han hecho antes, sugiriendo que la lana de elefante está escasa, y si pido lana de oveja, dirían que no hay, obviando mencionar que si tienen ovillitos de angora por ahí escondidos. Lo siento por la confusión, pero que ese hilo enroscado se llame “lana” no significa que está hecha de “lana” en todos los casos.

Pero debido a la extrañeza de mis pedidos, estoy dispuesta a no usar fibra animal. Después de todo podría ser muy caliente para este clima. Podría tejer con algodón… sin embargo, sería bueno que entendieran que unas medias hechas en hilo carmencita o perlé no van a salir bien. Cuestión de estructura de las fibras. Ah, es que es para tejer algo que necesita ajustarse al cuerpo, y ya sabemos que tanto funciona el algodón para eso… tampoco me miren extrañadas cuando mencione que es para tejer medias. Yo no las miro raro cuando están tejiendo inútiles tapetitos en crochet para poner sobre las mesas, y eso que por lo menos las medias son útiles.

Sería mucho pedir que trajeran lanitas naturales para medias, o incluso Fixacao, un algodón con un poquito de elástico? Y que me dicen de unos juegos de 5 agujas de 2.0 mm. o 2.5 mm. para acompañar?

Muchas gracias,

Atentamente

Medea, la tejedora de medias frustrada

mi vellocino de oro:

ExpoTejidos

Domingo, 10 de junio de 2007

El sábado fue el Día Internacional de Tejer en Público, una festividad conocida casi que exclusivamente por tejedores. Me pareció una excelente excusa para ir a expotejidos.

Hay ciertos puntos altos de la visita. La primera fue doña Amparo, una señora que hace encaje con bolillos. No sólo estaba ella trabajando feliz en su artesanía, sino que atrás había un trabajo expuesto a la mitad del proceso para mostrar cómo se hacía. Pude hablar con ella y me explicó algunos pormenores de la hechura de encajes, como que cuando era niña hacía los encajes, la mamá los vendía y entonces le podía comprar un vestido o zapatos con esa plata. También esa misma señora tejió una colcha en hilo de bordar. Es impresionante, colorida y fantástica, con un precio alto totalmente justificado.

En otro stand tejían con fique (parecido al yute), y lo tenían ordenado,colorido y bien presentado con cierto “flair” artístico. Las señoras eran medianamente amables. Por allá al fondo me encontré una señora tejiendo una bufanda en lana de oveja, pero los productos estaban apilados en el piso, otros pegados con alfileres a las paredes. Lamentablemente, ellos no vendían ningún tipo de lana. Otro local que me gustó fue el de la seda. tenían capullos de seda que usaban para hacer joyería, unas madejas de hilo en exposción y vendían bolsos, chalinas y pañuelos hechos en seda trabajadas en telar.

Los demás he de decir que eran monótonos y fáciles de olvidar, centrados en vender y no tanto en mostrar esas tradiciones textiles, enseñar de sus orígenes y de lo que representa para la comunidad. Un montón de carteras, canastas, bolsos, correas, bufandas etc tejidos, donde los productos de una tienda se parecían demasiado a los productos de las otras tiendas similares.

Fui y vi lo que usualmente aqueja a las “expo-ferias”. Tratan de hacer contactos con compradores mayoristas y no le prestan mucha atención a buscar un público más amplio, están contentos con la cantidad que los visita cada año. Los “stands” carecían de decoración o displays interesantes, era típico ver a alguien aburrido detrás de un escritorio o en una silla esperando que alguien le compre algo. Muy comercial, muy de recuperar la inversión de un stand esos mismos días por medio de ventas. También es extraño la manera como algo hecho a mano ya no garantiza que sea único o irrepetible.

He de explicar algo: acá en Colombia han industrializado de una manera admirable el trabajo hecho a mano, siguiendo el patrón de los productores de encaje en Europa. Si bien producir algo a mano toma tiempo, acá tienen literalmente un batallón de gente trabajando a mano productos varios, y ni siquiera tienen que pagar costos de planta. Qué hacen?

Una empresa crea (o copia, tal parece) algún producto. Éste puede ser una cartera, una correa, unas pantuflas o decoraciones en madera country. Hacen unos kits con los materiales, y consiguen ejércitos de amas de casa que están en búsqueda de un ingreso extra. Entonces a estas señoras les venden los materiales e instrucciones detalladas y se les pide que se apeguen al modelo, después de terminados, la empresa les comprará sus productos terminados. Trabajan a mano y van a entregar el producto a algún lugar donde lo inspeccionarán, y si está mal hecho no lo pagan. Así de sencillo pueden hacer mil copias de un producto “hecho a mano”. Aunque el hecho a mano nos remite a una pequeña industria familiar, acá es todo menos eso. Son fábricas sin overhead.

Entonces que pasa, los patrones están practicamente en el dominio público y una idea inmediatamente es copiada por muchos otros. Recuerdo la primera cartera tejida en fique de colores que vi, con una manija de madera, divina. Después vi otra, y otra, y otra, todas casi que iguales, con pequeñas diferencias. Compras un producto en el que te cobran la exclusividad de hacerlo a mano (aunque “a mano” incluye también máquinas de coser y troqueles y otras cosas similares) pero el producto es igual a otros en el mercado, en no tan limitadas ediciones. Cuando la idea es vender, entonces ves a 3 o cuatro empresarios de la misma región vendiendo el mismo producto, presentándolo de la misma manera.

Entonces soñé con una feria de tejidos diferente. Llena de personas como Doña Amparo, dispuestas a compartir lo que les gusta hacer. Una feria donde puedas pasar por un stand donde te enseñarán a hacer las puntadas básicas del crochet y saldrás con una pulsera tejida. Si te gusta, puedes adquirir un juego de aguja con lana para seguir practicando, o si no nada más sigues tu camino. En otro stand habría una señora sentada con su telar, trabajando. Entonces uno podría acercarse y mirar como trabaja o hablar con ella y preguntarle cosas. En otro, explicarían como se hacen los sombreros paso a paso, desde la preparación de las fibras, la cortada de fibra, la tejida de las tiras, el cosido, el hormado, etc. Un stand de canastas tendría unas canastas en diferentes etapas de hechura, para ver cómo la van armando. En la sección de encajes explicarían la importancia que han tenido los encajes en la historia y de la tradición de hacerlos que usualmente pasa de madre a hija.

Tendría un stand donde venderían agujas, hilos, lanas y otras cosas, tendrían sillas extras para que uno pudiera llegar y sentarse y tejer y probar nuevos productos. Habría revistas y libros a la venta, o patrones de distribución gratuita para hacer con lanas y agujas que ellos convenientemente venderían. Porque así como estuvo, yo sentí como que me vieron cara de $. Cobrándome por entrar a ver un montón de gente que quería venderme cosas, y no una exposición de las tradiciones textiles, que es como venden la feria. Dizque para público familiar, pero no había ningún lugar con actividades para entretener niños. Ni siquiera para entretenerme los suficiente a mi, que soy parte de los groupies del tejido, casi que público meta y garantizado.

Que lindo poder cambiar un poco la mentalidad para que estos asuntos de comprar un espacio en una feria no se convierta siempre en un balance de ganancias o pérdidas. El tejido ha sido por excelencia una tradición alimentada comunitariamente, de compartir nuevas puntadas y técnicas y por eso ha crecido. Sería bueno que nos hubieran mostrado esa faceta también. Pero sé que estas luchas de lo que va y lo que no va, y de escoger entre el público meta que paga mucha plata y los que nada más vamos a aprender y educarnos, usualmente tendremos las de perder.

Ya entiendo por qué mis amigos no ven las ferias como algo interesante que valga la pena asistir… creo que también se han dado cuenta de lo poco entretenidas y lo muy comerciales que son. Como ir a un mall, solo que te cobran por entrar, las tiendas no son agradables y no tienes donde comerte un helado.

Subí fotitos a flickr, para que se den un vistazo.

Edit: acá hay un recuento de una feria de manualidades en USA… con talleres, demostraciones y más.

mucho más que hilos

Miércoles, 6 de junio de 2007

Hay 2 cosas que me tienen triste de estar acá en Medellín y no en Costa Rica.

El primero es perderme del lanzamiento no sólo de la película de Harry Potter sino del último libro de la serie y segundo, pero no menos importante, no estar para el “día mundial de tejer en público o WWKIPD” (9 de junio) con el Stitch´n´Bitch que comencé por allá hace un año y que ya está caminando solo.

(Acá están los detalles de la reunión de tejido de este sábado por si alguien se anima a ir y aprender a tejer o sacar su crochet.)

Mejor ni mencionar la terrible (para mi) reunión de tejido y Harry Potter que también me perderé. Y además cocinan sabroso las chicas. GRRRR.

A pesar de eso, no todo es tristeza. La semana pasada encontré unos lindos pendones colgados a lo largo de la avenida que camino para venir para mi casa. Se llama ExpoTejidos. Podría tener un nombre más maravilloso que ese? Una sala de ferias llena de tejidos, bordados, hilos lanas y artesanos de diferentes zonas del país, para ver o comprar. A distancia caminable de mi casa. Yo estoy cruzando los dedos por si acaso hay muestras gratis o un grupo de tejedores de Medellín presentes. Soñar no cuesta, verdad?

Hermosos productos que surgen al entrelazar con arte hilos de algodón, seda, lana, iraca y oro son los que se exhibirán durante la IV Feria Exposición Nacional de Bordados y Tejidos Elaborados a Mano, Expotejidos, a realizarse del 8 al 11 de junio en el Palacio de Exposiciones Plaza Mayor. Los artistas serán alrededor de 70 artesanos de Cundinamarca, Boyacá, Nariño, Risaralda, Córdoba, Sucre, Cauca, Bolívar, Valle del Cauca y Antioquia.

Algunos de los elementos que los asistentes tendrán a la mano son tejidos en fique, palo de café, lino, seda, fibra de iraca, tetera, cabuya y lana; bordados de Cartago; productos en cañaflecha, paja de toquilla e hilo de hamaca; tapetes anudados; ropa bordada; macramé, crochet, punto de cruz; joyería en filigrana de Mompox; telar manual, accesorios en chaquiras y semillas y mantelería bordada.

Aunque no me reuniré con mis amigas tejedoras, podré tejer, y ¡en público! ese día. No se ve tan mal. Ahora nada más tengo que solucionar el asunto Harry Potter.

Hay algún fan de Harry Potter acá en medallo?

RSS