Ama de Casa

Miércoles, 19 de junio de 2013

Aunque no lo quisiera ni me lo hubiera propuesto, aparentemente en eso me he convertido. Organizo, me encargo de la comida, la ropa y mandados. Me sorprende que ya sean varios meses… no sé si lo disfrutaría más o me daría permiso para disfrutarlo si no fuera resultado de algo fuera de mi control como lo es el desempleo.  Afortunadamente somos más que capaces de vivir con los ingresos que tenemos sin necesidad de comernos los ahorros, pero no tenemos  para ahorrar más, ni planear paseos ni visitas a Colombia y a la larga esas son cosas importantes para nosotros también.

Una de las cosas de estar buscando empleo, es que te toca sentarte a cuestionar qué es lo que quieres hacer. En el pasado, mis puestos eran muy adaptados a mis habilidades y a lo que yo quería y podía hacer. Ahora me planteo el qué me gustaría regresar a hacer, cómo me gustaría trabajar y en qué y es mucho más difícil pintar ese retrato que sencillamente dejarme llevar.  Pero cuando me planteo lo que me gusta, también entiendo por qué no me está disgustando esto de estar en casa, porque al final de cuentas también cumplo con muchos de los objetivos.

Me gusta ayudar a la gente.

Me gusta organizar y ordenar cosas, ojalá categorizarlas. Es como terapeútico.

Me gusta compartir conocimiento.

Me gusta escribir.

Me gusta hacer cosas con las manos

Me gusta trabajar en proyectos creativos

Me gusta imaginar, planear, organizar, documentar y evaluar. La ejecución es lo que menos me gusta.

Me gusta resolver problemas.

Me gusta contar historias.

Me gusta dar consejos y recomendaciones.

 

Ahora, me toca descubrir como poner todo esto a generar ingresos.

 

Comentarios:

Haz tu comentario

RSS