El flaco se manifiesta

Jueves, 18 de agosto de 2011

Hace unos días le pedí al flaco que escribiera algo para el blog, específicamente su perspectiva de nuestro matrimonio, la boda y cómo es esto de una relación a larga distancia. Así que en sus propias palabras, aquí se los dejo. [Nota del editor.- el flaco insiste en que la u después de la q es una vagabundería inaportante.]:

- “Flaco, ud está loco!”
- “¿Por qé?”
- “Cualqiera qe no conozca la situación pensaría eso”

Esa fue parte de la conversación qe tuve con un amigo de toda la vida cuando le dije qe me iba a casar. Cuando me decían comentarios de qe el matrimonio mata el amor, respondía qe en los cuentos qe me leía mi mamá los personajes qe se casaban eran felices y qe comían perdices, sólo para mostrar qe ese comentario es un simple cuento como los finales de las historias para niños. A la pregunta de qe si estaba nervioso respondía con qe no tenía razones de estarlo por qe la idea de casarnos la tomamos simplemente por qe qeremos vivir juntos y compartir muchos más momentos qe por la distancia se nos hace dificil y no por qe el matrimonio sea un compromiso para toda la vida frente a la sociedad, a dios o lo qe diga la ceremonia. El compromiso de estar juntos ya lo habíamos hecho desde antes, desde qe empezamos con los planes de conseguir trabajo o de ir de visita y de ver qé se podía hacer para qedarme en el pais de Medea y estar viviendo juntos en la misma ciudad. Ese era el plan y estábamos empeñados en lograrlo.

Debo admitir qe estuve alejado de los planes de cómo sería la boda, cómo adornar el lugar donde sería y ese tipo de detalles, pero me pareció genial cómo resultó todo y estoy muy agradecido con las personas qe nos ayudaron en el proceso de organizar la boda qe resultó ser mas complejo de lo qe pensaba.

En la notaría el único momento donde me puse nervioso fue cuando me tocó leer algo y es por qe soy super malo para leer en público, pero después de esto ya tenía el esperado anillo en el dedo y no hice mas qe jugar con él durante la ceremonia.

Para la “fiesta” inicialmente la idea era en un simple almuerzo sólo con la familia cercana para agradecerles por el apoyo qe nos dieron a lo largo de los 4 años y unos cuantos meses de noviazgo, pero después por variados motivos decidimos tener un grupo algo más grande con gente con la qe qisieramos compartir el momento y no ser tan egoístas con la felicidad qe íbamos a tener ese día. Entonces invitamos más gente qe de una u otra forma nos hubieran acompañado en la relación de noviazgo, pero sin llegar al punto de invitar gente sólo por cordialidad.

De la recepción son tan poqitos los detalles qe me hubiera gustado mejorar qe se pueden pasar por alto, además qe la idea inicial de compartir con gente cercana se cumplió y fue muy grato estar en compañia de las personas qe estuvieron con nosotros desde qe empezamos como una parejita de novios, conocer familiares nuevos y hablar con familiares ya conocidos. Lo triste pero inevitable es qe por la cantidad de gente y la ocasión, pasamos poco tiempo con todos los invitados ya que nos tocaba estar saltando de mesa en mesa, una charla cortica y pase a la mesa siguiente, ademas de posar para la cantidad de fotografos que resultaron en la recepción.

Después del matrimonio, me hicieron más preguntas. ¿Me siento diferente? No. El compromiso ya lo habíamos hecho antes y el hecho de tener un anillo no creo le de mas validez a éste. Mi cuñada sabía qe Medea se iba de Colombia después y me dijo qe era diferente ver qe la novia se fuera a ver qe la esposa se fuera. Primero pensé qe no tenía qe ser diferente, pero después caí en cuenta qe sí había una diferencia, pero fue lo contrario a lo qe ella dijo. No fue más triste verla cruzar la puerta para ir a tomar el avión siendo mi esposa qe siendo mi novia y es por qe los dos sabemos qe estamos un paso más cerca de cumplir con el sueño qe tenemos qe es estar viviendo juntos y compartiendo grandes y peqeños momentos.

Comentarios:

Haz tu comentario

RSS