Transcyberiano: El Pensador Visual

Viernes, 5 de noviembre de 2010

Jimmy Figueroa entra como el plan B, pero entra con los tacos de frente para capturar la atención de la gente, mostrando un video en el que alguien se desliza por un tobogán de agua, salta una rampa y vuela por el aire y cae en una piscinita inflable. La idea es que él planeó este chistecito por mucho tiempo antes y la idea es que planear algo loco puede dar resultados.

El resto de mis notas están después del corte.

Hace unos años Jimmy trabajaba para Microsoft y fue invitado a San Juan Puerto Rico, y ese día llovió tanto que a la 1am hubo un estruendo. Llegó al centro de convenciones a las 9am y había 600 personas caminando en sentido contrario. Resulta que después se enteró que el evento había sido cancelado, porque el rayo había dañado la planta eléctrica del centro de convenciones, pero lo que dijo después es lo que dolió más: es que sin electricidad no tenemos powerpoint, y sin powerpoint no tenemos presentación. Eso no es así. Pierden el tiempo si consideran que la tecnología los va a llevar a los medios, pero no, ese es la manera de llevar el mensaje, pero la información es lo importante.

Esta charla es de comunicación visual, hay que tomar consciencia de lo que es una presentación normal y cómo eso no tiene nada que ver con la manera que la gente incorpora el conocimiento. Hay 30 millones de usuarios de software de proyección de láminas. Hay 1 millón de presentaciones que tienen lugar por minuto, y más de la mitad de esas presentaciones deben ser aburridas. Existe el término de muerte por powerpoint.

Hay que entrar en un nuevo paradigma. Cuándo fue la última vez que ustedes tuvieron un “wow”, algo visceral, emocional, algo importante con un fuerte significado para cada uno de ustedes. ¿Cuál fue esa última vez? Ese “wow” tuvo que ver con lo que ustedes hacen todos los días? ¿Por qué eso que hacemos a diario no nos produce esa emoción?

A Jimmy ese wow lo produce cuando ve una película de Pixar. Al Gore es alguien que con una presentación puso el tema del cambio climático en la agenda mundial. En el TedX PuraVida, habló Roberto Sasso del club de investigación tecnológica, quien también fue quien organizó el evento Ted en Costa Rica. La franquicia TED reune a mentes brillantes de todos los tipos de diferentes áreas. Las entradas del próximo TedXPuravida se vendieron en menos de 24 horas, para un evento que está a más de 100 días.

¿A qué se debe esto? Que la gente interesante jala a la gente interesante.

Hans Rosling es matemático pero es experto en salud pública. Este señor puso de moda unos gráficos animados. En su blog usa las estadísticas para descubrir cosas impactantes y sabe llevar ese contenido de una manera contundente. El vuelve resmas de datos estadísticos aburridos y las anima para que sea interesante y emocionante.

En gran medida el factor Wow tiene que ver con el efecto visual, pero uno no ve con los ojos, sino con el cerebro. El Ojo es el sistema que registra aquello que vemos en el mundo alrededor, pero no todo lo que se ve en el mundo alrededor entra en el ojo, sólo lo que está en el rango de percepción. Nuestro rango de percepción es lo que logramos enfocar, y sólo una porción de lo que logramos enfocar es lo que no se convierte en una idea vaga es lo que entra directamente a la parte consciente del cerebro y capta la atención. ¿Eso qué quiere decir? Que podemos matarnos haciendo presentaciones gigantes y terminan siendo presentaciones invisibles, porque el ojo no es capaz de captar y recordar.

Daniel Pink establece diferentes temas importantes: Se necesita presentar las cosas con diseño, algo que atrape la atención.
Cuenta que hay que conectar a la gente con una historia. Uno puede que no acuerde de una presentación sobre la fluctuación del dólar del mes pasado, pero uno sí se acuerda de un encuentro con alguien que nos contó una anécdota, aunque no hubiera un powerpoint, sino porque nos contaron una historia.

Hay que buscar una armonía de la información para presentar las ideas en un solo concepto.

Hay que establecer empatía con el público, saber qué les va a llegar.

Necesitamos incluir diversión en las cosas que hacemos, lo divertido es memorable.

Y todo lo que hagamos debe tener significado.

El Wow factor no puede ser cotidiano.

Hay que desaprender y abandonar viejos hábitos tales como las láminas llenas de texto empobrecidas de significado y llenas de “bullets”. Se necesita conocer la audiencia y conectarse con ella. El powerpoint es para la audiencia, no para que el ponente lea. Hay que mover algo dentro de la audiencia y motivarla a través de su powerpoint.

Usa como ejemplo el libro Made to Stick de Chip y Dan Heath. Nos cuenta una anécdota de una organización que descubre que los gorditos estaban preocupados de que las palomitas medianas tenían demasiada grasa. Entonces sacaron una conferencia de prensa en que especificaban que no se debía consumir más de 20 gramos de grasa saturada al día y que las palomitas tenían más de X gramos de grasa. Entonces la empresa sacó el mismo mensaje pero para que se pegara.

Entonces hicieron comparaciones: comer las palomitas grasosas era igual a desayunar pinto con natilla, almorzar big mac y comer bistek todo junto.

La información como números sueltos no se pega, cuando se relaciona con la experiencia diaria de la gente entonces se vuelve pegajosa.

Incluir el factor sorpresa tiene que ver con humor: es para llevar a la gente en una dirección específica y sacarlos de ese rumbo de golpe.

Hay que ser concretos, comunicar 1 cosa y con pocas diapositivas. Ejemplo: Euclides nos presenta al zorro y al puercoespín. El zorro es un generalista, y el puercoespín es especialista, entonces que el puercoespín sabe cuál es su área de “expertise” y se centra en eso.

La presentación debe tener un punto emocional, y Jimmy nos presenta el caso del derrame de petróleo en el golfo de México, pero que para hoy podría usarse el caso de Escazú, para ir midiendo los picos de energía y administrarla.

Contar Historias y practicar la moderación. Hay que recortar y priorizar hasta destilar la esencia, dejar las láminas importantes y conservar los espacios en blanco.

La manera como mostramos los datos es importante: las gráficas de barras o de pastel no nos muestran información, pero hay que tratar de meter datos de manera distinta. Agregar otro dato, ponerlo sobre un mapa o definirlo diferente podría dar mejores resultados.

El caso Challenger: Los expertos en los empaques avisaron que no recomendaban el lanzamiento de la nave porque sospechaban que los empaques no servirían a la temperatura a la que sucedería el lanzamiento, y mandaron unas gráficas que lo explicaban. Pero las gráficas eran confusas, no mostraban todos los datos y una gráfica sencilla como la de Edward Tufte que mostraba la relación entre temperatura del lanzamiento y los daños posibles hubiera podido salvar vidas.

También hay que pensar en la entrega, en cómo vamos a presentar la información. Desde la manera de hablar, hasta lo que se va a decir y cómo.

Al final de cuentas, cambiar esto no es de golpe. Puede que las gráficas sean la manera preferida en la empresa para presentar datos profesionalmente, pero la cuestión está en presentar bien una historia, en contarla usando las herramientas que se puedan.

Haz tu comentario

RSS