Manos en la Masa: Galletitas de Chocolate

Lunes, 15 de noviembre de 2010

Escribo para Manos en la Masa desde hace ya unos años publicando recetas de mis experimentos culinarios.  Esta es una de las más recientes, de unas galletas de chocolate que hago con bastante frecuencia porque son muy fáciles de hacer, no requieren ingredientes complicados ni batidora (que no tengo).   Sí requieren horno, que es una de las diferencias entre lo que cocino acá y lo que cocinaba en Colombia, cuando lo que tenía era un hornito tostador.  Valdría la pena ensayar a ver que tal. Bueno. Ya mucha cháchara, acá les va la receta, pueden leerla completa después del corte.

La receta es de Cooking Light, una fuente maravillosa de recetas con todo el sabor y muchas menos calorías. Para mi han resultado ser una receta para hacer un par de veces al mes y cuando se la he servido a visitas, se han extasiado con ellas.

galleticas


También tienen la ventaja de ser muy fáciles de hacer y que no requieren implementos especiales: si tienes una olla y una lata para hornear galletas, puedes hacerlas. Los ingredientes para dos docenas de galletitas son:

1 taza de harina
1/4 cucharadita bicarbonato de soda
1/8 cucharadita de sal (yo uso una pizca generosa como medida)
5 cucharadas de mantequilla
7 cucharadas de cocoa sin azúcar
2/3 taza azúcar granulada
1/3 taza azúcar moreno
1/3 taza yogurt natural bajo en grasa
1 cucharadita de extracto de vainilla
Spray de aceite para cocina o papel pergamino para cocina

Los ingredientes parecen raros, pero ¡ya va a ver qué delicioso sabor le dejarán a sus galletitas!

Lo primero es precalentar el horno asegurándose de haber sacado todo lo que usualmente guarda adentro antes de encenderlo. A mi se me olvida 1 de cada 4 veces, así que por eso le hago la advertencia.

Ahora medirá los ingredientes secos. Para el harina le recomiendo llenar la taza a cucharadas, y no hacer como yo hacía antes, de meter la taza dentro del tarro de harina. La medida de harina incluye un poco de aire que le entra al cernirla o echarla a cucharadas livianas sin presionar en la taza, cuando se presiona la harina en la taza, termina usando más harina. Para esta receta, ese extra de harina podría marcar una gran diferencia. Así que con la taza medidora llena a cucharadas de harina, use el filo de un cuchillo para que quede al ras. Pónga la harina en un recipiente, agregue la sal y el bicarbonato y deje a un lado.

Saque su olla mediana. Ahí pondrá las 5 cucharadas de mantequilla. Haga el cálculo usando las marquitas que vienen pintadas en su barrita de mantequilla: cada barra trae 8 cucharadas, así que 5 es un poco más de la mitad. Derrita la mantequilla y una vez que esté líquida, apague y retire del fuego. Agregue entonces a la olla la cocoa, y los dos tipos de azúcar y mezcle hasta que tome la apariencia de arena mojada. Agregue el yogurt y la vainilla, mezcle hasta que se combinen.

La primera vez hice la receta con yogurt natural como viene y quedaron muy ricas. La siguiente vez descubrí que no tenía yogurt natural, sólo tenía un yoplait light de frutas, así que lo usé y también me quedaron muy ricas. La tercera vez descubrí que ya no tenía ningún tipo de yogurt… lo resolví mezclando un poco de natilla con leche en la tacita medidora y también me quedaron ricas, aunque la textura cambió un poco. Así que no se estrese, improvise y vuélvase creativo.

Ahora agregará el tazón con la harina, bicarbonato y sal poco a poco a la olla y mezclará hasta que todo esté unificado.

la medida

Engrase con el spray una lata para galletas, o si tiene el papel parchment puede usarlo y no tiene que engrasar nada. La medida para cada galleta es de una cucharada rasa, pero si prefiere hacerlas más grandes o más pequeñas nada más ajuste el tiempo de cocción y tenga en cuenta que le van a salir un número distinto de galletas.

antes

Estas galletas son bastante rápidas y su textura final es más como una mezcla de brownie con galleta, entonces no las deje secar demasiado. 8 minutos a 350° es el tiempo al que yo las he puesto y me han salido de rechupete todas las veces. Sáquelas del horno y verá que todavía parecerán que “no están”, déjelas reposar 2 o 3 minutos en la lata y verá que ya se endurecen un toque más y páselas a una rejilla para enfriarlas. Como yo usé papel, es mucho más sencillo: nada más deslizaba el papel y lo dejaba sobre el mostrador con galletas y todo.

Y eso es todo. Yo las guardo en la refri, y cuando salen son bastante duras. Unos 10 segundos en el microondas las devuelven al estado cuasi recién horneado delicioso. Las fotos del inicio son las que hice con yogurt natural, éstas últimas son las que hice con natilla.

después

Como diría Julia: Bon Apetit!

Comentarios:

Haz tu comentario

RSS