Regalos

Domingo, 4 de julio de 2010

Hoy tuve una conversación de esas corazón a corazón con mi mamá, quien me hará mucha falta cuando me vaya, y sé que yo también le haré falta a ella.  En la noche, mi papá me entregó unos audífonos inalámbricos que le había admirado con este escrito:

Cuando quieras ver la tele

sin que se oiga alrededor,

colócate los audífonos

que no requieren cordón.

Con audífonos sin cables,

cosas de ciencia moderna,

no suena la imagen que ves

pero oyes en tu cabeza.

Es un calmante de ruidos

ese aparato pequeño

puedes ponerle volumen

y a nadie quitas el sueño.

Luis Hernán Rincón

Támesis, 4 de julio de 2010.

Me hace sentir querida y me gusta poderme llevar un poquito de cada uno ahora que me vaya y quién sabe cuándo nos volvamos a ver.

Comentarios:

Haz tu comentario

RSS