Alpinette Extremo: Cuando tu postre viene con postre

Jueves, 24 de junio de 2010

Alpina desde hace años tiene sus productos alpinette: un yogurt acompañado de una conserva de frutas que uno mezcla y come, recuerdo el de kiwi y el de cereza.  Ahora sacaron una versión extrema que a pesar de venir en los mismos 2 compartimientos, te trae 3 sabores: Yogurt, fresa y chocolate.

alpinette de mariapaulatrujillososa

alpinette de mariapaulatrujillososa

Después de las desastrosas salchichas rellenas de queso, sinceramente esperaba algo que me devolviera la fe en la humanidad.  No hay mucho que inovar en el campo del yogurt, creo yo. Yogurt natural, yogurt saborizado. Con frutas en el fondo o “estilo suizo” que ya viene mezclado. Trozos de frutas o fruta licuada. Azúcar, sin azúcar. Deslactosado, light y con probióticos. Sin sabor. Con sabor por aparte. Todo se ha hecho antes y es difícil emocionarte.

Te lo venden mostrándote chicas cuidando la línea o niños o como una excusa para ilustrar cualquier otro concepto nebuloso que nada tiene que ver con el producto. Otros trataron de darle al conquiste con unos coquetos gansos bailando cumbia. Además, porque un comercial “sexy” de yogurt da risa, pero no ganas de comerse uno y menos recuerdas la marca. Y tal vez hace rato los publicistas cayeron en cuenta de eso. Pero creo que nadie,  NADIE sencillamente había pensado en la posibilidad de rendirse y darse cuenta que el yogurt no es muy atractivo y popular, pero que el chocolate sí es el dueño de las papilas gustativas.

Hasta que llegó el Alpinette Extremo. Les cuento. A un lado hay yogurt con frutas que tienes que mezclar, igual que el alpinette original, pero en el compartimiento aparte lo que hay es pudín de chocolate. Así es. A mi parecer es postre para el postre. ¿Para qué mezclarlo?

Es como Betty la Fea con su Don Armando. Como Seal y Heidi Klum. Como Marilyn Manson y Dita Von Teese.  Es como que el yogurt encontró su novia trofeo en el pudín. De pronto ya los invitan a todas las fiestas y les toman fotos.

Ventajas: te comes el yogurt (bueno para la salud y eso) y te lo pasas con un pudín de chocolate. Sí, podrías comprar ambas cosas por aparte, pero para qué si vienen cómodamente empacadas? Incluso, con tijeritas y mucha maña podrías recortar los compartimientos por separado y no comértelos a la vez. Es rico. El yogurt de fresa tiene trozos de fresa y un sabor natural y no artificial (Yoplait, te estoy mirando). El pudín de chocolate es suave, untuoso y saborcito a chocolate amargo y no recontra dulce. Excelente balance.

Desventajas: No me puedo engañar y pensar que es una merienda saludable. Es un postre. Un postre que trae postre. Se acaba muy rápido y debería venir en barril.

Veredicto: MMMMM de 5

Comentarios:

Haz tu comentario

RSS