Global Voices Summit 2010 y Chile

Martes, 18 de mayo de 2010

Estuve desaparecida por unos 10 días gracias a la conferencia bianual de mi trabajo, el Global Voices Summit 2010 . Hace 2 años estuve en Hungría, esta vez le tocó el turno a Chile.

Global Voices Summit, foto final por oso

Global Voices Summit, foto final por oso

Por lo general, me encanta trabajar desde casa, no tener que lidiar con compañeros de trabajo, códigos de vestimenta, horarios de entrada y salida y llevar almuerzo empacado. Pero después de estos 10 días con mis compañeros de trabajo pienso que es una verdadera lástima que todos estemos repartidos por el mundo, porque cuando nos juntamos la pasamos demasiado bien y suceden cosas mágicas. Más bien nos pasamos planeando algún tipo de oficina a la que pudiéramos ir alguna vez.

Es inspirador estar rodeada de gente tan inteligente, brillante, asombrosa e impresionante. Que puedo sentarme con ellos y sé que no habrá conversación aburrida, que están haciendo cosas de vanguardia en sus países, y muchas veces no sólo relacionado con su trabajo en Global Voices sino en muchas otras áreas. Tengo compañeros de trabajo que son doctores, comunicadores, genetistas, químicos, físicos, matemáticos, diplomáticos, políticos, abogados, traductores, docentes, activistas, sociólogos y etc. A pesar que hay tantas cosas tan diferentes: países de procedencia, países de residencia, nivel de estudios, área de estudio o trabajo, cultura; el hilo que nos une es tan fuerte que nos congrega en un mismo lugar cada dos años para hablar del futuro de la red, del periodismo ciudadano, de las voces que muchas veces son ignoradas por los medios.

También es refrescante estar en un lugar donde la gente pregunta “que te gusta hacer” y no “cuál es tu profesión”. También “dónde vives” en vez de “de dónde eres”. Y que cuando alguien sí pregunta por el “origen”, sabemos que lo que quiere es escuchar la lista de culturas a las que nos adherimos.

Viajando después de la conferencia, trataban de descifrar de dónde veníamos. Nuestros pasaportes no cuentan toda la historia. Entonces había que entrar en detalles. Que yo era Colombo-Peruano-Costarricense. Que mi amiga era Indo-Canadiense-Estadounidense. Que la otra era Nigeriana-Estadounidense-Alemana. Que el otro era Tunesino-Holandés. Que había un Peruano y una Colombiana también en el grupo. Y que trabajábamos en el mismo lugar a pesar de todo eso.

Luego de despedirnos y que cada quién vuelva a su país, a su hogar, a su trabajo; seguimos trabajando en línea, en un modelo de empresa que no se ha visto anteriormente y que tiene todos sus propios retos, ventajas y desventajas. Que estamos navegando océanos no cartografiados. Que no tenemos un mapa o ruta para lo que hacemos, sino que lo vamos inventando mientras avanzamos. Y que esto que soñamos, de ser un lugar donde cualquier persona pueda enterarse de lo que dicen las voces de diferentes partes del mundo lo estamos logrando. Ahí queda el archivo. Hoy pasamos una marca: ya sumamos más de 10 000 páginas de contenido original. Eso significa que a lo largo de estos 5 años que tiene la página, ha habido por lo menos 5 páginas nuevas creadas todos los días, sin descanso. Y cuando pienso que esas páginas se originaron en terminales tan diversas como Bahia, Bhután, Mongolia, Tanzania, Macedonia, Chile, Guadalupe, Fiji… pues es fantástico.

Me leo y creo que sueno cliché, pero me encanta. Me encanta ser parte de esto. De participar en algo que haría gratis pero que me pagan por hacerlo y lo hace muchísimo mejor. Y si quieren ver un poquito de lo que se vivió durante esos días de conferencia, estuve publicando notas bilingües en twitter como @gvsummit2010 o pueden buscar #gv2010 en twitter o flickr. Y habiendo tantos fotógrafos talentosos, no me dolió tanto no tener cámara.

Y ahora cuento el tiempo hasta poder  reencontrarme con mi gente, mi tribu, mi familia global.

Comentarios:

Haz tu comentario

RSS