la cultura del ahorro

Lunes, 18 de agosto de 2008

Soy Medea, y no tengo crédito.

Por ende, las cosas las compro en efectivo, al momento, en una sola dolorosa cuota.

Ahora que leía a Arias en El Kilo, creo que él y Wilde tienen un buen punto. En Colombia, vivir con el salario de miseria que pagan y sin crédito es no poder adquirir siquiera las necesidades básicas. Digamos que un salario mínimo es de 430 000 pesos.

Eso significa que trabajo 8 horas diaras de lunes a sábado, y digamos que me transporto en transporte integrado ida y vuelta. Pongámosle que sólo para ir a trabajar, me gasto 3000 por día, y de los 30 días del mes apenas tengo 4 días libres, me gasto 76 000 pesos en transporte en un mes, poniéndole poco. Me quedan 354 mil pesos para alquiler, ropa, comida. Alguien se ha fijado en los clasificados ultimamente? Una persona no puede vivir sola con un salario mínimo. Entonces pongámosle que comparte casa con alguien y paga 200 000 pesos por su pieza. Le quedan 154 mil pesos para comida y ropa. Si le da por comer por fuera, cada vez q lo haga, serán 10 000 pesos de eso que se restarían. Apenas tendría para 10 comidas por fuera, así que le toca comprar fríjoles, arroz y huevos. Y pobre si necesita champú, acondicionador, desodorante o detergente: cada uno de esos puede rondar en 8000 pesos lo más económico.

Y si necesita comprar nevera? No le queda otra que comprarla a pagos. Todos los meses estará tallado con la plata, pero podrá tener una nevera en la casa.

En cambio, yo, para comprar la nevera debo ahorrar. Una vez que he ahorrado, puedo comprarla. Pero a veces fallo en los cálculos.

Ahora tengo una nevera nueva en casa… la ironía es que este mes, no tengo con qué llenarla.

Comentarios:

Haz tu comentario

RSS