2 buenas y 1 mala

Viernes, 9 de mayo de 2008

Buenas:

1. conseguí apartamento en el barrio que quería, dentro de mi presupuesto y más grande de lo que tenía pensado. Es iluminado, me parece que es el parangón de cool ecléctico minimalista paupérrimo. Tiene hasta terraza para asar carne, leer libros y asolearme desnuda si me diera la puta gana. No creo que lo haga, pero me hace sentir feliz pensar que si no lo hago no es porque no pueda, sino porque no quiero. Los cansaré hasta el cansancio en el futuro con fotos e imágenes y proyectos. No aguanto las horas hasta tener nuevamente mi propio espacio. Les conté que tiene terraza?

2. Compré mi primera cama. Una cama doble con una base tapizada en microsuede café oscuro. También más barato de lo presupuestado, lo que demuestra que ir de investigación una semana antes y comparar precios de verdad sirve. También sirve aprovechar las ofertas del día de las madres. Recomiendo llamar de una vez a todas las otras empresas de colchones a contarles que ya compró el suyo, para evitar que, como hicieron ahora, te llamen a decir que el colchón que fuiste a cotizar, ahora está a mitad de precio. Menos mal era de los caritos.

Mala:

1. El celular más caro que he tenido entre mis manos y junto a mi oreja murió ayer debido a un incidente con ácido oxhídrico que tenía en una botella en mi maletín con trazas de anhídrido de hidrógeno. Aunque podría haber sido por el monóxido de dihidrógeno en el ambiente también. No hay muerto malo, pero mi rabia me hace pensar que estoy mejor así, sin él. Que era muy llamativo, grande, lento, problemático. Que era el chico malo que sólo es bueno para desearlo pero no pa tenerlo. Pero mentiras… Me hará falta la camarita :(

Además, debido a sendos incidentes anteriormente mencionados, creo que estaré incomunicada un buen rato hasta que pueda comprarme un celular cualquiera, de esos que sólo llaman. Regresará a mis manos mi antiguo celular baratieri… amén de las almas caritativas.

Comentarios:

Haz tu comentario

RSS